sábado, 25 de julio de 2015

ARABIA: 1001 Nights (2001)







Desconocida banda americana de la que sólo conozco este álbum, su debut, un aceptable disco de Hard Rock con muchos elementos melódicos que se entroncaría con los “House Of Lords”, entre otras cosas por la voz de John Blaze, que tendría sus semejanzas con la de James Christian. John Blaze tuvo un proyecto anterior llamado "Scarecrow", que contaba con miembros que participan en "Arabia".

Arabia” nos ofrece un disco potente, de Hard Rock de esencia clásica y ramalazos muy melódicos, con buenos medios tiempos y baladas, algún himno de estadio y contundencia. Es un disco irregular, con calidad, con algunos temas muy notables y otros bastante insulsos, un trabajo correcto sin alardes pero que se escucha bastante bien.



Además de las semejanzas a los “House Of Lords” podemos encontrar en el grupo otras referencias, desde la esencia de los "Rainbow" y Graham Bonnet, los "Zeppelin", "Whitesnake" o incluso los "Sabbath", a otras más recientes como el Hard Rock de "Paul Sabu", que también tiene esa mezcla de Hard Rock pesado con ciertos temas melódicos y pegadizos, así como "Winger", "Cinderella" o los primeros "Gotthard".

Hay de todo un poco en “1001 Nights”, que sin ser un gran disco si prometía cosas interesantes, sobre todo por el gusto melódico. Hay temas puramente hardrockeros, secos, medios tiempos muy melódicos, otros de Hard Rock melódico coreables en estadios e incluso baladas.

La producción no es lo más destacado de este trabajo, sobre todo teniendo en cuenta que en el estilo los discos suenan realmente bien. Un sonido que nos remite a los 80, pero no a la onda más melódica, buen ejemplo de esto lo tenemos con el tema que abre el disco, “The Heart Is The Lonely Hunter”. Recordando a los Twisted Sister.

John Blaze a la voz, en las guitarras T. J. Jordan, Bobby Marks a la batería y  D. S. James al bajo.





The Heart Is The Lonely Hunter: El estilo del grupo se hace patente desde el mismo inicio. Puro Hard Rock de poderosos riffs y voz rasgada con una contundente base de ritmos. Progresión clásica con un puente más potente y un estribillo sobrio, largo, y con la dosis justa de melodía. Un estribillo muy clásico del Hard Rock donde ritmo y melodía aparecen muy equilibrados. Tras repetir la estructura y salir del estribillo llegamos al solo de guitarra, de buena calidad. El estribillo espera paciente a la salida del solo de nuevo para romper en otro solo de guitarra con cambio de ritmo en los segundos finales. Un conseguido tema de Hard Rock con la justa dosis de melodía.

Darkside Of Love: Uno de los mejores temas del álbum, de los que más te gustarán si el Hard Rock melódico es tu estilo además. Trepidante riff y frenética batería. Guitarra hiriente y la agresiva voz de Blaze desgranando las primeras estrofas. Coros que se añaden para hacer un puente inarmónico y estribillo extraordinario a coro y con la voz principal por encima. Perfecto ejemplo de Hard melódico agresivo y con sabor. Más estrofas desde las vísceras, puente y estribillo, repitiendo estructura. Efectivo solo de guitarra sin complicaciones y vuelta al estribillo de camino al final, donde coros y rasgos del estribillo son ocultados por una voz casi rapera. Un final libre con estrofas y ritmos varios. Un gran tema.

Love Love Me Do: Una batería que se va despertando y una psicodélica guitarra va dando forma a una informe melodía hasta que se define el riff. Otro tema de puro Hard Rock. Estrofas e irrupción repentina de un sencillo estribillo que recita el título del tema, un clásico en el estilo, con alguna frase de contestación. Tras un segundo estribillo solo de guitarra hardrockero. Se repetirá la estructura hasta el estribillo que se mantendrá con ciertas variaciones vocales en la melodía y las armonías guitarreras como novedad. Un tema sencillo, básico, clásico en el estilo.

1001 Nights: Arreglos de cuerda y melodía y atmósfera que nos pretenden remitir a tierras arábigas, rockeras y arábigas. Melódica guitarra y cadenciosa melodía en un tema lento. La rugosa voz de Blaze va deshojando las primeras estrofas que cobran intensidad y belleza melódica en el puente. Buen estribillo con buenos arreglos de sintetizador de fondo y toques de guitarra. Bonita balada. Reiteramos estructura con algún juego de coros en las estrofas, puente con más guitarra y estribillo. La armónica guitarra es un acierto, muy presente en todo momento de fondo. Transición instrumental de guitarra melódica que rompe en solo. Estribillo sin apenas acompañamiento musical que se desgarra para reiterarse en él. Blaze forzando, la guitarra haciendo armonías y el estribillo siguiendo incesante para un final extraordinario. Sugerente cadencia a las “Mil y una noches”. Otro de los temas destacados.

Till The Day I Die: Vuelve el Rock. Salvajes gritos a coro recitando el título del álbum, coros ochenteros con “uoh uoh oh oh” que van definiendo la melodía junto a la guitarra, un inicio muy en la onda de Bon Jovi y su “Living On A Prayer”, por ejemplo. Buenas estrofas, poderoso y enérgico puente que nos lleva al estribillo, melódico y contundente. Sin ser glorioso es un tema muy acertado. Muy ochentero de la onda Hair Metal y el Hard melódico. Una vez repetida la estructura y terminado el segundo estribillo surge el solo de guitarra. Desvanecimiento musical de transición y renacimiento también en transición para acabar en el estribillo. Grandes coros y armonías de guitarra con un gran solo dialogando en el final. Buen tema.

So Tired: Un nuevo Rock donde la guitarra solista juega con el riff que sirve de base.  Un tema juguetón, rockero, jovial. Estrofas semi habladas con arranques fieros para la línea vocal, a la que se suman coros ocasionales que se mantienen constantes en el estribillo. Un Hard Rock divertido. Correcto y clásico solo de guitarra. Estribillo y detalles guitarreros van de la mano recorriendo el último tercio del tema, con mucha improvisación, como es lógico en un tema tan lúdico. Sin ser nada del otro mundo, resulta aceptable.

Runaway Renee: Llegamos al mejor tema del disco, mi favorita, una balada lindante con el medio tiempo francamente exquisita. Preciosa melodía inicial con guitarra melódica y acústicas. Estrofas delicadas con el Blaze más dulce acompañado de más acústicas. Grandioso puente donde reaparecen las eléctricas y glorioso estribillo con muchos coros apoyando la línea principal. En las nuevas estrofas se mantienen los mismos elementos con algún añadido en forma de coro. Puente y regreso al estribillo. Estrofa intensa de transición para dar paso al solo de guitarra, muy melódico y pausado. De nuevo en el puente nos sumergimos en el estribillo, con parón y recitado suave hasta la segunda mitad donde todo se desgarra. El final está dedicado al estribillo, con armonías de guitarra y Blaze a tope. El tema se deja llevar con una guitarra protagonista. Una pequeña joya.

I Wanna Be King: Potente batería redoblando a la que se suma el riff para comenzar en trepidante arranque. Blaze agresivo en las estrofas de puro Hard Rock y toques Heavy. Puente de tono épico. Tras el segundo puente el ritmo se espacia para el estribillo, convencional. Solo de guitarra y elementos sinfónicos en la parte instrumental. Es el tema más cercano al Heavy. Buen solo de guitarra. El puente lo inunda todo, haciendo las funciones de estribillo, de hecho es mucho más notable que el propio estribillo. El tema termina de forma circular recurriendo al redoble de batería y el inicio con el riff. Pasable.

Waiting: Ritmos pesados y riff sobrio y potente a los que se añade la melodía de la guitarra solista. Primeras estrofas con hardrockera melodía y voz desgarrada. Un tema de tono oscuro, puente modesto y estribillo de puro Hard Rock prescindiendo de la melodía. Título del tema a coro y contestación de la voz principal sin alardes. La estructura se repite por segunda vez y se añade una estrofa extra más intensa pero igualmente pesada. Solo de guitarra con apoyos acústicos muy melódicos, un buen solo. Todo se repite hasta el estribillo que nos acompañará hasta el final con añadidos de guitarra y batería que lo cierran de manera contundente. Tema sin nada especial.

Mariah: El tema más largo del disco comienza recreando los vientos del desierto. Acústicas y una melódica guitarra solista presentan a la voz de Blaze para que descubra las primeras estrofas. Un tema lento, otra balada. Las pausas en las estrofas son cubiertas por la guitarra. Estrofas donde Blaze va subiendo la intensidad, un puente puramente hardrockero y un estribillo aceptable y épico de cierto ramalazo oriental. La atmósfera crece y tras surcar las estrofas y el puente volvemos al estribillo que dará paso a una estrofa extra muy épica. Solo de guitarra muy bueno y clásico. El último tercio da paso al estribillo de nuevo en toda su intensidad, un tema muy desgarrado merced a la voz de Blaze. El tema languidece poco a poco tras la intensidad, como si de arena mecida por el viento se tratara. Un buen tema.

Brother Louie: El disco se cierra con una versión del clásico de Brown y Wilson. Versión hardrockera del clásico. Buena intro marcando el tono contundente y dando paso a una guitarra solista que define la melodía principal. Tras el estribillo primera aparición de la guitarra, con cierto wah wah, y del órgano para marcarse sus solos. Más sabor y autenticidad rockera para llegar al nuevo estribillo y perdernos en el segundo solo de guitarra, sin mucho aliciente. Parte final con el estribillo y la guitarra solista haciendo armonías. Una conclusión con toque psicodélico. Si queréis escuchar una versión hardrockera de este clásico, recomiendo la de Bon Jovi en directo en la MTV que aquí os enlazo.


Un aceptable disco con alguna canción muy buena, alguna otra buena y unas cuantas discretas. Sin alardes ni genialidades es un trabajo que se escucha bien y, aunque irregular, los 4 o 5 temas que destacan merecen mucho la pena.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada