viernes, 8 de abril de 2016

7TH HEAVEN: Spectrum (2014)











Generosidad es la palabra que mejor define a esta banda de larga trayectoria y, paradójicamente, mucha juventud, porque cada vez que publica un trabajo entrega una cantidad gigantesca de canciones para que disfrutemos.

Aunque nacieron en 1985 de la mano de Richie Hoffher, Tony Di Giulio y Michael Mooshey, yo los conocí con la publicación de su álbum “Silver” de 2003, que aparecía dividido en 2 por la cantidad de temas que incluía. El disco “Blanco” y el disco “Negro” con 15 temas cada uno. 30 temas de una tacada.



Y es que es raro el disco de este grupo que baja de las 20 canciones.

A “Silver” le siguieron varios discos recopilatorios con temas nuevos y antiguos, que llegó a su punto culminante con la publicación de “Jukebox” (2010), una mega caja aniversario por los 25 años de la banda de 15 discos, donde encontramos nada más y nada menos que 293 canciones.

Estos chicos hacen canciones como churros, y con un nivel más que aceptable.

Pop Media” en 2011, “Synergy” y “Dance Media” en 2013, hasta llegar a este “Spectrum” de 2014, con 20 temas, para que no se diga… Luego han seguido con otros álbums que mezclan temas nuevos y viejos, así como distintas publicaciones. “Next”, de 2015, es un ejemplo.

Con un estilo de Pop-Rock moderno, donde captan el feeling del AOR y el Rock melódico donde los Def Leppard, los Goo Goo Dolls y los Bon Jovi son referencias muy reconocibles, aunque en un estilo más diluido y blando, unido al Pop con mucha producción electrónica, logran una buena y personal mezcla. Un estilo ligero con temas fáciles y muchos himnos inolvidables que te taladran el cerebro.

El estilo más light de Pop comercial se beneficia del mencionado feelling rockero que lo entronca con los referentes citados, y que en sus momentos de mayor inspiración han regalado joyas francamente alucinantes. Definiríamos su estilo como Power Pop.

En cambio, este “Spectrum” no acaba de funcionar bien. Son temas muy ligeros pero sin el gancho descomunal de sus mejores canciones. Un disco demasiado Pop y donde el Rock aparece diluido y demasiado sumergido en los excesos de producción. Pop-Rock correcto pero lejos de los momentos más brillantes del grupo.




Estas referencias al Rock melódico, el feeling rockero y el AOR no son raras. Ellos mismo han reconocido la influencia de Def Leppard y Bon Jovi, además de que Alec John Such, ex bajista de los Jovi, y James Young, guitarrista de Styx, han sido managers del grupo.

Por la banda han pasado distintos músicos y vocalistas, de hecho, de la banda original sólo se mantienen Richard Hoffher y Mike Mooshey. Uno en las guitarras y los teclados y el otro en la batería.

El sonido de las guitarras, siempre rítmicas y muy cuidadas y atmosféricas, es una de las señas de identidad del grupo, así como la mezcla con ocasionales acústicas y la producción con detalles electrónicos. Las improvisaciones y armonías en los finales es otro gran rasgo de estilo, que destaca en los mejores temas.

El sintetizador y los teclados son pieza clave, junto a la producción con detalles electrónicos, ya mencionada.

El sonido del grupo es una particular mezcla de positividad, luminosidad y nostalgia. Una alegría que queda matizada por ese tono nostálgico gracias a un magnífico uso de los coros y las armonías, especialmente vocales, y una cadencia muy personal en el estilo del grupo.

Keith Semple a las voces; Richard Hofherr a las guitarras, teclados y coros; Nick Cox a las guitarras; Mark Kennetz al bajo y Mike Mooshey a la batería.



Spotlight” engloba todos los rasgos de estilo del grupo, un tema con mucho feeling, sobre todo en la conclusión. Un tema Pop de feeling rockero, muy sencillo y pegadizo. Efectivo. Un himno típico del grupo, aunque los tiene mejores en otros discos.

It’s You” es un tema más vigoroso y rockero. Un tema muy alegre, movido y luminoso, con detalles que le dan ese sentimiento especial, matizado, insinuantemente nostálgico, que tienen muchos temas del grupo.


Dance In The Rain”, un tema Pop de agradable melodía que coquetea con la balada Pop y un tono nostálgico y sentido dentro de la aparente ligereza. No es ninguna genialidad pero se escucha muy bien.

In The City”, Pop soso con buenos momentos en su desarrollo y esa mezcla de acústicas rítmicas en la melodía ligera. Hay algo de los Toto más blandos. No funciona mal la melodía una vez todo el acompañamiento aparece, pero se termina haciendo algo monótona.

Living In Danger” es un buen tema que juega con el contraste de estrofas rítmicas raperas con un gran estribillo melódico. Buenos teclados luminosos y la habitual cadencia de toque nostálgico.



Once In A Lifetime” es una baladita Pop de prometedor inicio y un gran trabajo de percusión en los platos. El punto fuerte del tema, confirmando las buenas sensaciones del inicio, es el estribillo, cantado en un tono muy particular y con una cadencia especial, volviendo a resaltar su feeling nostálgico por encima de la aparente frivolidad y ligereza.

We Live Life Young” es uno de los mejores temas. Vital, enérgico, alegre y poderoso. Un himno clásico del grupo que cuando llega al estribillo desborda sentimiento y alegría. Ideal para saltar y desfogarse.

Magic”, un tema Pop que casi suena a Michael Jackson y que termina sepultado en excesos de producción. Muy flojito.

Are We Up” entrega una melodía melancólica y unos coros destacados, pero no termina de rematar, quedándose en un tema muy blando y convencional en el estribillo, aunque fiel al agradable estilo del grupo. Pop sencillo.

When You Say My Name” es una preciosa balada que sublima ese tono nostálgico que he destacado varias veces, con un bellísimo estribillo. Una balada Pop con piano predominante que logra con las inflexiones vocales de Keith Semple y el apoyo de los coros momentos de gran emoción. Uno de los grandes temas del disco. Puede derretir almas sensibles.

Walk Another Mile”, un tema más rockero y con mucho sabor en las estrofas, una gran atmósfera y un gran juego de voces y coros. Soberbio estribillo, alegre e intenso, que rubrica otro de los temas destacados del álbum. Una onda muy ochentera en su desarrollo.

Join The Party” es un tema vacilón y divertido en su propuesta, pero de los más insulsos. Con ramalazos funkies, Pop de evasión  en tono optimista y alegre.

I’m Your Addict” es profundamente atmosférica, con unos ritmos elaborados y unos coros con mucha producción, que alcanza su cénit en el estribillo, decorado con sintetizador y teclados. Otra canción poco reseñable e insustancial, repetitiva. Prescindible.

Livin Life” apuesta por el Pop-Rock de ritmos vivos y alegres en tono luminoso. Un temita rockero con buen piano rítmico y espíritu enérgico y optimista. Para ponerse la pilas. Agradable y “adrenalítico”.

Holding My Breath For You” es una nueva balada, también muy atmosférica con ritmos entrecortados y mucha ambientación. Una balada Pop con alguna buena inflexión y juegos vocales sometidos a mucha producción. Pasable, sobre todo para fans de Backstreet Boys y cía.

Last Chance” devuelve el Rock, con híper producción, donde predominan las guitarras fuertes y el sintetizador atronador. Un buen tema donde la melodía suaviza el conjunto de nuevo. Un gran estribillo, lleno de efectos e intensidad. Buena canción.

Illusion” marca muy bien esa dualidad del disco: estrofas muy poperas con un estribillo francamente intenso, de Power AOR o Power Pop. Gran estribillo, que compensa las anodinas estrofas.

Until The Day I Die” tiene un acompañamiento de puro Power Pop, mucho sintetizador acompañando a las guitarras, creando un conjunto potente. Esto vuelve a alcanzar su momento álgido en el estribillo, también bastante acertado.

Heads Or Tails” es un buen tema Pop, bien construido y decorado con desnudas guitarras, sintetizador y mucha producción. Un aceptable tema sin alardes.

Jump Start” pone fin al disco contrastando estrofas rítmicas de toque rapero con otras melódicas. Una canción muy discretita en su conjunto, sólo salvada por los momentos melódicos, que van creciendo conforme avanza el tema.


Spectrum” es un disco muy normalito, que a pesar de ello deja 6 o 7 buenos temas y varios estribillos más realmente conseguidos. “7th Heaven” son una banda de la que se puede esperar mucho y siempre trabajos agradables, y aunque esta no sea su mejor publicación, siempre merece la pena estar atentos a sus novedades. Recomiendo su disco doble “Silver” (2003) para deleitarse con un buen número de himnos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada