miércoles, 7 de septiembre de 2011

Crítica: EL RELOJ ASESINO (1948)

JOHN FARROW




Adaptación de la novela de Kenneth Fearing dirigida por John Farrow en la que es una de sus mejores películas, sino la mejor.

Estupendo thriller, magníficamente construido y con una depurada dirección. John Farrow, un director discreto, nos deleita con una lección de dirección y planificación, una dirección, que podemos decir, es la mayor virtud de la cinta.

Desde el mismo comienzo todas las escenas que se van sucediendo están planificadas en un solo plano, en planos-secuencia largos, algunas con solo un par de personajes en escena y otras repletas de personas en bares, salas… El comienzo, donde quizá sobra la voz en off, es brillante y sorprendente con una cámara que desde el exterior, haciendo una panorámica de la ciudad, se introduce en un edificio donde se encuentra nuestro protagonista, agobiado, que sube al reloj de dicho edificio, todo en un solo plano y con un gran suspense, donde la fotografía y puesta en escena ayudan al eficaz resultado. Desde ese momento el planteamiento de puesta en escena no varía. La estética no es la clásica de cine negro, que solo encontraríamos, quizá, al final del film en las escenas en el reloj, como la mencionada, donde el uso de luces y sombras y los encuadres inclinados con picados y contrapicados sí remitirían a la estética “negra”.

Toda esta primera parte de exposición está planteada igual, y quizá peca en algunos momentos de excesiva morosidad, aunque en las escenas en las que está Laughton, sobre todo, se perdona. Esa primera escena puede recordar a “Perdición” (Billy Wilder 1944), en un primer momento, aunque el posterior desarrollo no tenga nada que ver. También la entrada de la empresa, el quiosquito y el ascensor, pueden recordar a la mencionada cinta o a “El Apartamento” también de Wilder y posterior a esta cinta (1960), incluso el protagonismo de los relojes podrían remitir, entre otras muchas, a “Laura” (Otto Preminger, 1944).
Con todo, la fase de exposición es excesivamente larga, aunque también es cierto que debido a la planificación de la cinta es perfectamente coherente. Se dedica mucho tiempo a los ambientes y al planteamiento de la trama, que servirá posteriormente como contraste en las fases de desarrollo y resolución de la misma, así como una muestra de anticipación, ya que en el desarrollo posterior todo lo que vemos en la fase de exposición irá cobrando sentido.



Esas escenas largas y en plano-secuencia, sin primeros planos casi, muy detalladas, como si Farrow analizara como un entomólogo a sus criaturas, con unas magníficas grúas con encuadres amplios y minuciosos, se van transformando en la segunda parte del film con un montaje más fraccionado, aunque manteniendo el mismo concepto de planos-secuencia. Los primeros planos escasean con un par de excepciones, y  el planteamiento de plano-secuencia sólo se rompe en alguna conversación planteada con plano-contraplano. Los primeros planos sólo se utilizan en momentos cumbres con alguna excepción, así los más importantes se dan en los momentos previos al asesinato de Pauline, interpretada por Rita Johnson, donde resultan sumamente expresivos. Pasada la mitad de la película y la fase de exposición, como digo, el montaje se va fraccionado más y la tensión va en aumento, con momentos de suspense realmente brillantes. Una vez más se podría mencionar a Hitchcock cuando hablamos de este tipo de films, ya que más que en la línea de cine negro, “El reloj asesino” es un thriller de intriga, género que Hitchcock conocía como nadie, y si bien es cierto que en la creación de tensión Farrow está a buen nivel también lo es que lo que diferencia a Hitchcock de los demás es la profundidad, la densidad y el trasfondo enorme que daba a sus películas. Farrow nos regala un gran entretenimiento, con una buena muestra del funcionamiento empresarial y una trama excelentemente construida, pero ni en la profundidad de los personajes, ni en la trama, ni en la puesta en escena etc. se acerca al maestro. Las escenas en el reloj ya mencionadas son extraordinarias y las que entroncan, sin duda, la película con el cine negro, creando un clímax extraordinario en una narración que en esa segunda parte es realmente absorbente.

La excesiva lejanía de la primera parte con respecto a los personajes podría transmitir frialdad, cosa que es muy posible, pero es justo reconocer la extraordinaria labor de dirección a todos los niveles. Las interpretaciones también son más que correctas, con mención especial para el siempre brillante Charles Laughton,  (correcto Ray Milland, muy bien Elsa Lanchester), y un guión bien elaborado.
Película que va de menos a más es otra muestra de asombrosa brillantez, en una película algo desconocida, de la época dorada del cine.
Un poderoso editor de una revista de crímenes mata a su amante. Para evitar sospechas recurrirá al mejor especialista de su revista que ante la manipulación que el editor realiza de las pruebas para no incriminarse acaba resultando el principal sospechoso. Esta es la trama de la cinta, que es el planteamiento del falso culpable, ese tema tan querido del maestro Hitchcock.
Peca también de un exceso de moralina contra la ambición, pero es algo leve.

Por último, mencionar la presencia constante de los relojes como símbolo del control absoluto que el personaje de Laughton ejerce con todo el mundo a su servicio. Relojes que denunciarán el escondite del protagonista, que serán el instrumento del crimen o pista a seguir…


Ponle nota a "EL RELOJ ASESINO"
0
1
2
3
4
5



  
 

8 comentarios:

  1. No la he visto, habrá que pillarla. El prota es el de los x-ray eyes de Corman, ¿no?

    ResponderEliminar
  2. Ese mismo, que se arranca lo ojos sin morfina jaja

    ResponderEliminar
  3. Hola soy Pedro

    Buen aporte....para mi excelente peli aunque Ray Milland no sea de mis favoritos.....pero está el gran Laughton que es más que suficiente

    Corta pero imprescindible filmografía de John Farrow en algunas de cine negro me recuerda a Fritz Lang creo que este último merece un capítulo aparte

    Un saludo
    Anónimo Pedro

    ResponderEliminar
  4. Pedro Fritz Lang es uno de los 5 mejores de la historia jajaja

    ResponderEliminar
  5. Hola wenas tardes me gustaría ver el reloj asesino y me preguntaba si alguien me podría decir donde encontrar o descargar la película.

    Gracias de antemano

    ResponderEliminar
  6. Hola anónimo, pues puedes bajarlo del EMULE o mira esta dirección.

    http://www.badaboomer.com/threads/173900-El-reloj-asesino-(DvDrip-Drama-Cine-Negro-1948)-Dual(Ing-Cast)

    ResponderEliminar
  7. Se rodó una versión más moderna con Gene Hackman en el papel de Laughton. "No hay salida", igual de buena, pero sin el encanto de la de Farrow.

    ResponderEliminar