miércoles, 5 de junio de 2013

Critica: HANSEL Y GRETEL: CAZADORES DE BRUJAS (2013)

TOMMY WIRKOLA










Uno no espera mucho de este tipo de subproductos que paradójicamente apetece ver de vez en cuando. Una película mala o tonta en ocasiones para destensar, desestresar, distender, desconectar y demás palabras con d, siempre viene bien.



Se ha puesto de moda usar a clásicos del cuento y la novela, o a algunos de sus personajes, incluso de la historia real, para convertirlos en héroes de acción… una idea como otra cualquiera. Esto generalmente sólo puede dar como resultado tonterías, desastres absurdos o algún pasatiempo agradable.



En esta onda tenemos la interesante y polémica propuesta de Guy Ritchie con sus Sherlock Holmes o lo que se hizo con Van Helsing en “Van Helsing” (Stephen Sommers, 2004) y Abraham Lincoln en “Abraham Lincoln: Cazador de vampiros” (Timur Bekmambetov, 2011).


Esta “Hansel y Gretel: Cazadores de brujas” entronca con las dos últimas citadas de manera más clara por el hecho de estar inserta en el género fantástico y además presenta un sano estilo desprejuiciado que quizá la ponga algo por encima de las mencionadas, un toque gamberro, sin excesos y contenido, pero que deja buenos salpicones gore y detalles de sabrosa crueldad, cierto espíritu de serie B… todo asumible por el espectador medio aficionado a este tipo de cintas. 

El comienzo es convencional, siguiendo el cuento hasta la casa de chucherías con escenografía de terror que nos recuerda a las atmósferas de Los Hermanos Grimm. Hay un exceso de fundidos a negro en este inicio sin mucho sentido. 


En la casa de chucherías, con la bruja, descubriremos los inicios como cazadores de Hansel y Gretel, cómo los conjuros de dichas brujas no les afectan y cómo se las gastan ya desde críos… una cruel muerte para la bruja. Incinerada.





Hansel es Jeremy Renner, actor de moda en el cine de acción y Gretel es Gemma Arterton. La película aprovecha el tirón del actor y se estrena con un año de retraso.

Una elipsis nos reencontrará con los protagonistas ya creciditos, experimentados cazarecompensas que eliminan a todo tipo de brujas “comeniños”. Gretel no irá a la zaga en cuanto a contundencia con respecto a su hermano, como comprobará, entre otros, el jefe de policía del pueblo que los ha contratado. La estética de dicho pueblo tiene buen aspecto, húmedo, pobre… Hay mucho del cine y look visual de Tim Burton, incluso en la música, una mezcla de Hans Zimmer, que es director ejecutivo musical, y Danny Elfman, habitual de Burton.




Tras rescatar a una bella chica acusada de brujería, que efectivamente es bruja como se intuye a la legua, y que le pone ojitos a Hansel, llegaremos raudos a una nueva escena de acción, para que veamos cómo se las gastan estos crecidos y competentes Hansel y Gretel cazadores. Escena trepidante sin grandes alardes y una bruja saltarina a lo “Matrix” (Hermanos Wachowski, 1999). Nuestros protagonistas exhiben un buen físico para estas escenas.



Naturalismo y feísmo con estética de cuento gótico… Nuestros protagonistas también tendrán rivales entre los humanos, personificado en el jefe de policía Berringer (Peter Stormare). Gretel la tomará repetidas veces con su nariz, fetichismo brujo, supongo.

La presentación de la bruja más mala de todas será potente, como debe ser, exhibiendo poderes poderosos y peligrosos. Tendrá el atractivo rostro de Famke Janssen. Se llama Muriel. Un gore en pequeñas dosis con algún desmembramiento será su firma.




Ben (Thomas Mann) es un fan de la conocida pareja y será usado como recurso narrativo para que nuestros protagonistas expliquen algunas cosillas de su pasado y sus peculiaridades, como su inmunidad a la magia de las brujas, que luego sabremos es debido a un conjuro de su madre, que era una bruja blanca, o sea buena. También nos obsequiarán con su conocimiento sobre los hechizos de las brujas.



El objetivo de las brujas es lograr la inmunidad al fuego, uno de sus grandes enemigos, y como suele suceder en estos casos tanto los protagonistas como una noche concreta serán la clave para que las pobres brujas logren su propósito. Es muy injusto que las brujas, por malas que sean, tengan tan pocas opciones para mejorar, igualmente es muy desgraciado ver cómo tras un montón de preparativos y años de espera todos los elementos se juntan en su contra, alianzas, apariciones de héroes etc. para echar por tierra sus planes…


Ocasionales sueños nos llevan a flashback que nos van dando información sobre lo que ocurrió el día en que los padres de Hansel y Gretel se vieron obligados a abandonarlos en el bosque, así como la verdadera identidad de su madre. Típicos recursos narrativos.



Un espejo nos adelantará la doblez de Mina (Pihla Viitala), la chica a la que Hansel y Gretel salvaron de ser quemada por bruja. Ya intuíamos que lo era, pero al verla reflejada en el espejo de la tienda donde Hansel busca un vestido ya no habrá lugar a la duda. Detalle sencillo y que da claves si se está atento. En esta escena habrá otros elementos de la iconografía de las brujas, como la calabaza que lleva Hansel y que deja a Mina. Es simpática la broma sobre la necesidad de insulina de Hansel por el exceso de chucherías que tomó en la casa de la bruja que vimos al inicio. 




Son muchos los anacronismos sin complejos que aparecen en la cinta, por ejemplo en esas sofisticadísimas armas, entre otras cosas. El uso de algunas de estas cosas, rudimentaria tecnología, electricidad, tocadiscos… servirán para capturar a una de las subalternas de la bruja principal en otra escena de acción pasable. El look de ésta es puro ciberpunk (Ingrid Bolso Berdal).



En el ataque de las brujas al pueblo tendremos algún plano vistoso, como ese picado donde la bruja lanza un rayo sobre el mismo. Además nos dejará algunos de esos momentos de crueldad que elevan el interés de la cinta, como la bruja que obliga al hijo a meterle un tiro a su madre. Las brujas al rescate de la presa, secuestro de la última niña que les hace falta y demostración de poder de Muriel ante Gretel, matando a uno de los aliados aunque no logrando llevarse a la chica, que es clave para lograr la preciada inmunidad, su corazón. Hansel por su parte luchará contra otra bruja.





Habrá ciertos detalles sensuales, sin excesos tampoco, como el picarón fan que intenta limpiar el escote de Gretel o el desnudo de Mina y el polvo acuático con Hansel. Todo discreto y gótico, pero disfrutable.



Mina y Ben, dos admiradores para nuestros protagonistas. Gretel es más sociable, a Hansel le cuesta más relacionarse, se pone nervioso y no es muy hábil en esos menesteres, está como incómodo y fuera de sitio. Esto no le impedirá desahogarse cuando Mina se lo ponga en bandeja, porque puede ser un tanto hosco e introvertido, pero tonto no es. Como suele ser también habitual veremos a Renner sin camiseta y bañándose desnudo… y a Viitala también.

Mina es otra bruja blanca, como la madre de los protagonistas, una bruja blanca muy pícara y con un gran cuerpo.
























El troll Edward (Derek Mears) será otro aliado para nuestros amigos, aquí hay de todo. Esclavo de las brujas, salvará a Gretel del sheriff y sus esbirros, en una escena con un buen montón de salpicones de sangre y cabezas estalladas. Edward es una entrañable, tierna y sensible bestia, su excusa, servir a las brujas, será una bella y sincera excusa que esconde su verdadero sentir protector. Estas dos escenas citadas, el sexo acuático y el salvamento a Gretel, serán en un entorno idílico. Son momentos de ternura, los hermanos dejándose mimar por otros.



Los hermanos se profesan un amor incondicional, aunque desgraciadamente no se intuye nada incestuoso que hubiera dado más morbo a la cosa, pero la cinta no apuesta por semejante atrevimiento. Hansel y Gretel se reencontrarán y mimarán mutuamente en su antigua casa familiar. Vuelta al pasado y a los flashbacks, entendiendo la verdadera naturaleza de su madre. Ella era Adriana, la gran bruja blanca y su historia la contará Muriel, iniciándola con un adecuado e irónico ”érase una vez…”. Padre y madre se sacrificaron por ellos, el abandono en el bosque fue para protegerlos mientras una jauría humana acabó asesinándolos.




Hansel y Gretel” no llega a desinhibirse por completo, pero sí tiene un sano espíritu gamberro y de serie B ocasional, es más cruel, malévola y sangrienta de lo que acostumbran otras cintas de este estilo, sin excesos y con todo muy asumible, como he comentado, pero son aspectos que se agradecen.

Muriel se llevará a Gretel y dejará herido a Hansel, que será curado por la brujilla buena de Mina.


El clímax está planteado. Hansel irá con Mina y Ben al rescate y para acabar con todo el aquelarre de brujas. Ella proporcionará conjuros y cobertura de fuero, y él apoyo logístico y posición táctica contra posibles huidas. Edward se sumará al grupo una vez iniciada la batalla.


La estética de ciberpunk en la reunión de brujas y la irrupción de Hansel. Allí se armará el jaleo presumible con tiros, peleas y demás historias que crearán el pánico entre las brujas, al ver como las balas y armas que pasaron por los conjuros de Mina acaban con ellas. Varias huirán y se encontrarán con Ben, que hará su trabajo… Es evidente que hay muchas tonterías y tópicos, pero suele ser lo que piden los fans de este tipo de cintas. Así no queda otra que suponer que Mina también tendrá su escoba voladora, que no vemos, porque sino no se entiende que llegue casi al mismo tiempo que las malas brujas voladoras.




La casa de chucherías será el escenario del enfrentamiento entre Muriel y los hermanos tras acabar con la desgraciada Mina. Puedo afirmar que Gretel no tiene escoba, pero tampoco tarda mucho en llegar… gimnásticas y atléticas piernas las de la chica, que al llegar ni siquiera jadea. Una forma física envidiable.

Esta pelea y duelo final acaba resultando algo reiterativo, sobre todo en la parte final. Acción ágil, trepidante, adrenalítica y muerte contundente de la malvada bruja. Dentro de su estilo tiene un pase.




El cuarteto, Hansel, Gretel, Ben y Edward formarán equipo para seguir sus andanzas, como veremos en una escena final de despedida que deja la puerta abierta a una posible continuación.


Es vulgar y floja, pero puede servir para pasar el rato.



10 comentarios:

  1. PARA MI ES LA MEJOR PELICULA DEL MUNDO ME ENCANTO PERO CADA QUIEN SUS GUSTOS

    ResponderEliminar
  2. A Y HANSEL ESTA GUAPISIMO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado y la hayas disfrutado, Anónimo. Un saludo.

      Eliminar
  3. pues parimi esta genial pero = cada quien piensa y opina distinto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es que la disfrutara, un abrazo.

      Eliminar
  4. es muy buena película y deberían de hacerle una continuación desde el punto final donde la dejaron con los mismo 4 personajes que quedaron: hansel, gretel, el troll y el joven muchacho pero que sean los mismos actores originales de la 1ra que es lo que los fans quieren! Y por supuesto con buena acción y efectos especiales y será de lujo.

    ResponderEliminar
  5. hojala no tarden mucho en hacer la 2da parte y salgan después con una pobre y mala película!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias pro el comentario Robvime, me alegra que te gustara, quizá la hagan, la veremos. Un saludo

      Eliminar
  6. Brujas malas son las que deben moril,no como mina que era buena bruja blanca no merecia morir

    ResponderEliminar