miércoles, 30 de mayo de 2012

Crítica: ARMAGEDDON (1998)

MICHAEL BAY









Con la llegada del año 2000 se sucedieron los títulos apocalípticos, "Deep impact" (Mimi Leder, 1998), "El fin de los días" (Peter Hyams, 1999), "Armageddon"... en todos ellos un derroche de efectos especiales y poca sustancia en general. De todas ellas seguramente fue "Armageddon" la de más éxito. Dirigida por Michael Bay, uno de los peores directores que hay en el mundo, tiene todos los defectos achacables a este tipo de películas palomiteras. Con una exhibición de medios se nos cuenta la historia de un equipo de perforadores petrolíferos, si, leéis bien, a los que se les encomienda la misión de destruir un gigantesco meteorito que se acerca a la tierra con la amenaza de destruirla, si, seguís leyendo bien. Para ello deberán aterrizar en el meteorito, perforarlo y colocar un explosivo nuclear que desvíe su trayectoria. Sin comentarios.


De entrada Bay de dedicará a tirar meteoritos sobre nueva York, algo que le encanta, destruir ciudades y que un montón de cosas salten por los aires.


La primera escena de supuesto humor parece una parodia a Benny Hill, ese crack de la comedia. Veremos a los perforadores que serán nuestros protagonistas comandados por Bruce Willis, y también veremos a este gran héroe perseguir como Benny Hill a las rubias macizas al novio de su hija, Ben Affleck, por beneficiársela. Le quiere dar unas collejas o dispararle, esas cosas. Ben Affleck resulta igual de gracioso que Shia LaBeouf en “Transformers”  y sus secuelas. Es graciosísimo como todos sabéis.



Bay muestra una vez más su enorme inseguridad narrativa y nos deleita con una dirección sin sentido y un montaje absurdo, donde planos generales pasan a primer plano y vuelven al general sin el más mínimo rigor, ni intención de tenerlo, por supuesto, sin apenas planos que duren más de 5-10 segundos, (podéis hacer la prueba a la vez que veis la película sin que perdáis el sentido de la trama, la cosa no da para mucho más), en lo que suele significar un rodaje de escasa calidad, con una cámara que se mueve en todo momento buscando la amenidad… todo debido a esa inseguridad que tiene en su narración, como apuntaba antes.



Una falta de talento y tacto incluso en las escenas de amor, donde no varía este nerviosismo esquizofrénico ni en la dirección, ni en el montaje. Historia de amor cursi y ridícula donde las haya, para más inri. Es decir, un despropósito, montaje híper sincopado, dirección nerviosa mal entendida (que los planos en una escena de amor no duren más de cinco segundos y la cámara no pare de moverse es para desesperarse), actuaciones de todo a 100, aunque efectos especiales lujosos.





La única manera que hay de diferenciar una escena de amor de otra de acción en una película de Bay es por la música, en las de amor pondrá una balada o tema lento y en las de acción un rock o un tema intenso y potente. Esto es así porque el montaje acelerado, inseguro, trepidante es el mismo en todas las escenas. Como ejemplo podréis comprobarlo en la romantiquísima escena donde Affleck y Tyler hablan tumbados del amor, del futuro, de la difícil misión, de la posibilidad de no volver a verse… y Bay se dedicará a enfocar una mano, un brazo, una galleta, el rostro de uno, el del otro, una pierna, otra vez una cara, ahora la barriga… cambiando de plano cada 3 segundos. Sales estresado de tan plácida y romántica escena. Talento para los tempos y los tonos el de Bay


Pues bien, dicho esto, "Armegeddon" no es ni mucho menos la peor película de Bay, entretiene dentro de lo que cabe y su banda sonora (su mejor baza), es muy buena con nombres como, Journey, Jon Bon Jovi, ZZ Top o Aerosmith, estos últimos con su "I don't want to miss a thing", dieron el pelotazo y convirtieron la banda sonora y esa canción en particular en un exitazo. Eso sí, falta Antonio Molina y su  "Soy minero".



Sensiblera hasta la náusea, vacía, estrafalaria, absurda, aparatosa, entretenida, ruidosa, superficial... son adjetivos comunes a la mayoría de películas de este director, y en esta película en concreto están en su máxima expresión. Ben Affleck nos deleita con una interpretación digna de Shakespeare, algo que Bay logra a menudo de sus actores, sólo hay que recordar los portentosos trabajos de Megan Fox; Bruce Willis está correcto, siempre se mueve bien en este tipo de películas; y el resto del reparto pasa el rato como puede en este hortera y lujoso bombazo. Algo que sí logra Bay es la sensación de que sus actores se lo pasan en grande.


No faltan ninguno de sus típicos rasgos visuales, porque otra cosa no, pero Bay tiene el mérito de que sus cintas son reconocibles, todas tienen la misma fotografía, esas exposiciones extremas, ese uso de los naranjas… además de sus cámaras lentas o los contrapicados esteticistas para mostrar a los protagonistas o a una tía buena o a lo que sea, sirven para todo.



También cuenta con sus diálogos esquizofrénicos, que si bien funcionaron bien en “Dos policías rebeldes” (1995), casi siempre resultan cargantes en el resto de películas.


Michael Bay pretende hacer comedias, comedias con acción, pero no logra nada brillante con ninguno de los dos géneros. Eso sí, si te gustan las explosiones y la acción sin más, eso lo tendrás. También tendrás un buen número de escenas de una cursilería asombrosa, sus escenas de amor son… indescriptibles. Los diabéticos quedan advertidos.

El inhóspito meteorito resulta amenazante, un trabajo de dirección artística y efectos especiales muy bueno, un protagonista más en la segunda parte del fin que consigue crear el clima de miedo y tensión que se requiere. Las rocas puntiagudas que abundan en el gigantesco meteorito son un acierto.


Evidentemente el concepto épico y emocionante va innato con los cineastas americanos y aquí Bay da el do de pecho al respecto. Es la película romántica de Bay.

El reparto es espectacular en cuanto a nombres, Bruce Willis, la guapa Liv Tyler, Ben Affleck, Billy Bob Thornton, Steve Buscemi, Will Patton, Michael Clarke Duncan, Owen Wilson… Casi nada.

Con todo, se trata de una de las más eficaces obras de su mediocre autor, el elemento emotivo del final con el sacrificio del protagonista, los Aerosmith sonando en los títulos de crédito y alguna otra escena amorosa, acaban por dar el toque definitivo para que los fans de este tipo de historias salieran entusiasmados y los demás aún más desesperados.




Armageddon” es una película que podría aprobar en la valoración porque acaba resultando eficaz, pero lo hace de una forma tan burda, con elementos tan artificiosos, sensibleros, toscos, manidos, previsibles, vulgares, zafios en ocasiones… que resulta difícil decidirse.


Siendo una obra prescindible es de lo mejor que ha realizado Bay, con eso queda todo dicho.






41 comentarios:

  1. Yo solo diré que, pareciéndome un auténtico aunque entretenido truño, es una obra de arte comparada con Pearl Harbour.

    ResponderEliminar
  2. Es de esas película que debido a la querencia de mi mujer por determinadas temáticas (espacio, fantasmas, miedo...) tengo que dejar puesta si aparece haciendo zapping. Qué vamos a hacerle. Peor sería que me hubiera tocado una de las que les gusta las tonterías románticas de Anniston, López y demás mojigatería.

    ResponderEliminar
  3. Osiris es que lo de Pearl Harbour no tiene nombre, un tema serio tratado por un incompetente integral para hacer algo más que no sea hacer estallar cosas. Es un desastre absoluto. Aquí el surrealismo de todo acaba funcionando por no tomártelo en serio, hay gente que llora y eso, pero la cosa no da para más.

    La jefa es la jefa Osiris, me temo jajaja

    ResponderEliminar
  4. Claro que es la jefa. Pero ya te digo que, al menos, entre sus favoritas están Alien, Terminator y Depredador, así que no va mal la cosa.

    ResponderEliminar
  5. Osiris, joe menuda jefa, así no puedes quejarte

    ResponderEliminar
  6. Claro que es una de las películas mejores (menos malas) de Bay. Es un tema que le toca muy profundo.

    Mister Universo quiere tirarse a Miss Tierra, pero el preservativo se rompe y hay que evitar que le obliguen a casarse para dar la casa al hijo, así que hay que enviar un equipo especial para cargarse al espermatozoide antes de que impregne el óvulo. Y si puede ser con símbolos fálicos, mejor que mejor, que para eso es su herramienta de trabajo.

    ResponderEliminar
  7. Rojo4 jajajaajajjaajaj, buena interpretación.

    ResponderEliminar
  8. Aprovecho el momento para felicitar al equipo de doblaje de El Resplandor.

    No, no me he vuelto loco. Es que la diosecilla pone la misma voz que Doc cuando hablaba a través de su dedito. Me da hasta miedo, coño.

    ResponderEliminar
  9. Carlos Saura visionario. Osiris, ten cuidadín por las noches

    ResponderEliminar
  10. una basura de proporciones épicas, el argumento es demencial.

    no tengo más que decir

    ResponderEliminar
  11. Chu4che, lo es, pero eso ni tiene por qué ser un defecto ni tirar por tierra una película. Ojo.

    ResponderEliminar
  12. jajaja vale. Pero no por lo que dices.

    ResponderEliminar
  13. por todo,ya lo hablamos por twitter

    ResponderEliminar
  14. Tu argumento aquí muy pobre jaja

    ResponderEliminar
  15. solo he dado el que más me importa

    ResponderEliminar
  16. Sí, precisamente el erróneo, son tantas las obras maestras de argumento absurdo que no cabrían aquí.

    ResponderEliminar
  17. A mí la película me pareció mala, se me hizo muy larga y es que no les puede pasar nada más a la gente esa. Todo lo que puede ir mal, va mal, salvo lo justito y con sifón para que el pedrusco reviente. Se libra Aerosmith y quizás la parte trágica del final, pero muy deslucida por el tono superficial del resto de la cinta. Eso sí, en sus pelis el Bay mete efectos especiales y tomas "épicas" en contrapicado, con eso le sale un anuncio de cine guapillo, y la peli a venderse bien.

    ResponderEliminar
  18. Pablo jajaja sin duda, para anuncios y trailers ideal. Como bien dices la peli funcionaría como un tratado perfecto sobre la mala suerte jaja

    ResponderEliminar
  19. Buenos días

    el incendio lasístico-arbitral del martes me impidió sacar tiempo para entrar ayer.

    Como decía el otro día en tuiter, demencial:

    Un grupo de mienros que se dedican a montar plataformas petrolíferas son contratados por la NASA para meterse en un cohete, aterrizar en un asteroide que va a destruir la tierra, hacerlo pedazos y salvar a la humanidad.

    Ayer mismo creo que pasó eso, sí. Y casi todos los días.

    Sólo falta que el protagonista sea Rajoy, en vez de Willis.

    Para colmo, los asteroides tienen tan buena puntería que en vez de caer en el océano, o en algún desierto, aciertan de pleno en las ciudades más importantes del planeta.

    Y luego los rusos, que se han dejado a un primo olvidado en la MIR. Coño, que son rusos, no españoles.

    En cuanto a lo demás, por ejemplo, lo de que un asteroide de un tamaño minúsculo sea capaz de generar la gravedad de la luna aproximadamente, ya no merece más comentario.

    Pese a todo, y pese a ser un bodrio, es eficaz.

    Película para pasar el rato y olvidar dos minutos después.

    ResponderEliminar
  20. Exactamente Wsmith, no es ya que no se sostenga, porque eso podría pasar, como tantas cosas, es que no hay por donde cogerla muy bien, pero en su desparrame funciona y es eficaz, no son pocos los que lloran con ella..........

    Lo mejor es olvidarla o hacerle una crítica divertida.

    Laso no sigue el próximo año como pierda.

    ResponderEliminar
  21. No creas: A Laso le ha salvado la cabeza el arbitraje:

    Si gana, será un héroe que habrá derrotado al Caja Laboral y al arbitraje.

    Si pierde, es que no se podía luchar contra el Querejerato.

    ResponderEliminar
  22. Quizá se recuerda la Copa, bien es cierto. Pero no le veo con apoyos, los comentarios generales eran que a pesar del arbitraje no da para más.

    Tampoco tiene el apoyo de los que saben un tal Wsmith, Rojo4...

    ResponderEliminar
  23. Uf... tiene los apoyos que tiene que tener:

    Juan Carlos Sánchez

    Alberto Herreros

    Diario Marca

    Con eso, ya nos podemos dar por jodidos...

    ResponderEliminar
  24. Puede pero eso supondría que en realidad se ha aprendido poco de la idea de Mourinho, quizá José Carlos y Herreros acaben también este año.

    ResponderEliminar
  25. El presupuesto que maneja Mou es el 95% del total del club, mientras que el que maneja la parejita feliz es el 5%. Esa es la diferencia.

    Además, este año, de los 24M€ del presupuesto de la sección, se van a recuperar en torno a 13M€. Es decir, por unas pérdidas de 11M€ Florentino no se va a meter en más follones con la prensa amiga.

    Por otra parte, traer un Obradovic implica también traer un equipo técnico de primer nivel, aparte de lo que hay que pagarle a Zeljko, y hay que hacer cargo a varios fichajes caros pero que seguramente no atraerían público al Palacio que los compensase.

    Jugadores como Batiste te arman el equipo, pero no son atractivos para el espectador. En cambio, a Laso le pagas una cantidad ridícula, le pones el cuerpo técnico de la casa y fichas un par de jugadores saltarines y tienes el Palacio lleno.

    ResponderEliminar
  26. ¿No crees que si el equipo empieza a ganar se llenará igual aunque no parezcan atractivos?

    ¿No hay manera de hacerlo rentable? ¿por ejemplo apostando por el modelo Mou?

    ResponderEliminar
  27. Hombre, claro que hay manera de hacerlo atractivo, pero eso supone hacer un esfuerzo que parece que no se quiere hacer.

    En cuanto a lo de que si se gana se llena el pabellón, el Barça es el equipo que menos público lleva a su pista, una media inferior a los 4000 espectadores, para una capacidad de 8500 espectadores más o menos en el Palau.

    ResponderEliminar
  28. Sí pero el Barcelona no es el Madrid, aquí el Bernabéu se llena sí o sí más que en las mejores épocas del Barcelona, como la actual.

    ¿Cuáles son las formas para hacerlo atractivo que harías?

    ResponderEliminar
  29. Lo primero, promoción. El baloncesto ACB está escondido en los medios de comunicación. Llevamos todo el año con audiencias en TV de 150.000-200.000 espectadores. Sin embargo, la prórroga de antes de ayer atrajo a un millón de espectadores. Todo porque no se vende el producto.


    Recuperar a Rudy sería un gran aliciente, porque por sí solo ya te llena la cancha, a diferencia de Navarro, que evidentemente no lo hace en el Palau.

    Por supuesto, todo pasa por tener opciones de ganar todas las competiciones. El año que viene hay que estar en el Top 16 de la Euroliga como sea, porque en vez de 6 partidos (3 en casa), habrá 14 (7 en casa) y contra los grandes equipos de Europa. Eso, bien vendido, es una pasta gansa.

    Yo me cargaba a la pareja feliz formada por el mesonero y youtubeitor y me traía a Zeljko con los mismos poderes que Mou y por supuesto con un proyecto a largo plazo.

    Desde luego, traerse un entrenador de primer nivel y que cree una plantilla de garantías, con jugadores que le permitan huir del basket-control (aquí está el fallo del Barça; tiene un entrenador ramplón, una plantilla envejecida y se ha equivocado en los últimos fichajes) y que el juego sea atractivo para el espectador.

    En resumen: profesionalizar la sección como se ha hecho en el júrgol.

    ResponderEliminar
  30. O sea, apostar por el modelo Mou. Pero a ver, con lo que es Florentino ¿no es capaz de dar una vuelta de tuerca al negocio para hacerlo rentable?

    ¿No es precisamente esto lo que mejor se le da?

    Supongo que lo habrás hecho, porque te he leído cosas de este estilo, pero también deberías colgarlo de vez en cuando, para que cale, una vez por semana, en los blogs deportivos jijji.

    Muy bueno

    ResponderEliminar
  31. Hombre, se ha pasado de perder casi el 90% de lo invertido a unas pérdidas este año que rondarán el 40%.

    Un presupuesto de 24M€ es irrisorio en EEUU, donde los equipos pequeños lo doblan y los Lakers lo triplican, pero es mucho dinero en Europa y, con el estado actual de crisis, es muy difícil hacerlo rentable.

    Desde luego, se podría construir un equipo de garantías con menos dinero, pero todo pasa por profesionalizar la sección.

    ResponderEliminar
  32. Hobre de un 90 a un 40 es un gran avance sin duda, pero no sé como no se hace algo tan evidente...

    ResponderEliminar
  33. Pues me la tragué en el cine y mal....y en la tele mucho peor...típica película de los salvadores del mundo...ufff me superan...mala, entre las malas....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un desfase jajaja pero lo cierto es que funciona en cierta medida.

      Eliminar
  34. No soy crítica, ni mucho menos. No soy adulta, así que voy a juzgar la película de modo sincero y sin sacar detalles. Me gustó, me entretuvo, me hizo emocionarme, y la volvería a ver. No tengo más que decir, para gustos los colores ¿no?, pero mientras vosotros os dedicáis a sacar las cosas malas a relucir, yo me dedico a sacar las cosas buenas que es lo que importa. Excelente actuación, te mantiene en tensión, te ríes, y sobretodo, disfrutas. Seguramente todos me llaméis exagerada, pero no entiendo tan malas críticas a esta película que por cierto no fue rodada en este siglo para que podáis criticar tan libremente la calidad, no teníamos lo mismo hace 20 años que ahora.
    PD: ¿Historia de amor empalagosa? Por favor... parece que nunca han visto una buena película de amor. Esto tiene de amor lo que yo tengo de paciencia con ustedes.
    Atentamente, una niña de 16 años nada más y nada menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el aporte y tu positiva valoración de la película. Me alegra también que te guste tanto. Como recomendación te remito a tantas y tantas películas del siglo pasado y sin efectos especiales, muchísimo más antiguas que ésta, que son, sencillamente, obras maestras, no como ARMAGEDON. Quizá, cuando tengas algún año más, quizá, sólo quizá y después de haberlas visto, quizá esta no te parezca tan buena.

      Un saludo.

      Eliminar
  35. Quizá, pero me gusta pensar que en el momento en el que la película termina y sientes todas las emociones juntas, ahí es donde debes juzgar si es buena o no. Tampoco me gusta comparar películas, cada una es un mundo diferente, pero gracias por el consejo, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad no, hay elementos objetivos que lo definen. Es un arte. Eso que comentas es pura subjetividad, pero eso sí, lo importante es que si te gustó la experiencia mereció la pena, y además la podrás repetir. A mí me entretuvo. Un saludo y muchas gracias por comentar.

      Eliminar
  36. LOL, me has matado en la parte que dices que falta la cancion ''Soy minero'' de banda sonora. XDD muy buena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, Anónimo! Un saludo.

      Eliminar