sábado, 9 de junio de 2012

Crítica: EL QUINTO ELEMENTO (1997)

LUC BESSON









Luc Besson me ha hecho disfrutar en un buen número de títulos, es un apreciable director y el que mejor ha mezclado comercialidad y rasgos autorales en el cine francés, acercándolo bastante al cine americano.

Nikita” (1990), “León, el profesional” (1994), o “Angel-A” (2005), son algunos de los títulos que han demostrado el talento del director. También hay que reconocer que algunos otros no han resultado tan atractivos y se han perdido en ínfulas poéticas vacías e intrascendentes, pero su talento narrativo y comercial están fuera de duda.


El quinto elemento” es su película más comercial y también la más impersonal, mantiene el carácter solitario de su personaje principal, cierto idealismo representado en el personaje que interpreta Milla Jovovich, personaje lindante con la pureza y la infancia, como los protagonistas de “León, el profesional”, “Angel-A”, “El gran azul”… pero poca cosa del Besson más reconocible y también entrañable.


Se ha acusado a Luc Besson de vacuo, efectista, pretencioso etc. etc. Esto es injusto en muchos de los títulos mencionados pero en "El quinto elemento" todos esos defectos y muchos más se reúnen para hacer una orgía. En otras películas Besson introducía un punto de profundidad y un toque de amargura o romanticismo, que daban una especie de sello personal dentro de su estilo comercial. "El quinto elemento" se plantea como una competidora al cine comercial americano.



No se escatimó en medios e incluso se contó con un protagonista experimentado en ese cine comercial americano como reclamo, Bruce Willis. El caso es que la película queda lejos del cine con el que pretende competir, a pesar de que fue un éxito. Hay cierta sensación de que la película es, en el fondo, un homenaje al cine de acción americano, pero que a la vez pretende transgredirlo. Una opción loable.



Con una estética distinta y personal y unos efectos especiales muy buenos, se pretende dar ese toque europeo que la distinga del modelo, pero lo cierto es que con esa estética y exceso en el tono, a menudo insoportablemente chillón, se llega a demasiados momentos ridículos.

Carece de tensión, aunque es cierto que algunas escenas de acción, como la del comienzo con esa ciudad infestada de coches voladores, están muy conseguidas.

El sentido del humor de la cinta no llega ni a ser infantil, la parte del concierto de "opera-pop" es bastante difícil de tragar y el papel de Chris Tucker es bochornoso e irritante. Gary Oldman está mal.


Bruce Willis al menos pone la nota positiva, su saber estar y sentido del humor se agradecen. Esto, junto con ver a Milla Jovovich, es de lo más positivo de la película.



Inva Mula-Tchako pone la voz a la diva que canta en la actuación de la parte final de la película, el cuerpo en cambio es de Maïwenn Le Besco.


Ese tono desmedido cercano al comic no acaba de funcionar y resulta anticlímatico la mayor parte del tiempo, lo que lastra la película en su vertiente de entretenimiento, que es, por otra parte, donde está su mejor baza.

Pero donde la película se da el batacazo definitivo es con su pretencioso y simplista mensaje final, un patético intento por dar cierta enjundia a la cinta, algo de profundidad y que acaba cayendo otra vez en el ridículo más absoluto, con un mensaje manido hasta decir basta. Besson no nos ahorra el suplicio de la moralina y la moraleja trillada y típica de la ciencia ficción más elemental, como remate a todo, como si encima pretendiese dar trascendencia a este cómic mediocre en casi todos los sentidos.


La exageración sin límites es el aspecto más apreciado por los fans de la cinta, aunque todo tiene que ver con la “forma”.



Una película pop, libre, desenfrenada y entretenida que analizada con un mínimo de rigor no pasa el corte. El guión es pobre, las interpretaciones son salvadas por Buce Willis, sus tesis son tan infantiles y estúpidas como previsibles, la estética es deslumbrante y original, el aspecto visual es brillante… es decir, la forma aceptable, aunque chillona y hortera, lo demás pobre, muy mediocre.





22 comentarios:

  1. Vale. Pues puede ser.
    Pero a mi me entretuvo.
    Muy mal Oldman. El presentador, para fusilarle. El mensaje muuuy tonto…

    Y todo lo q quieras.

    Pero la recuerdo con una sonrisa y me entretuvo.
    No era esa la usea de Besson?

    Pues misión cumplida.

    Y la Jovovich es una preciosidad.

    Un beso sensei, y gracias x la crítica!!

    R

    ResponderEliminar
  2. Pues no sé si sería esa la misión de Besson, seguro que una de ellas sí, al menos.

    Un beso R.

    ResponderEliminar
  3. A mí también me divirtió bastante, aunque el personaje de Tucker es cargante. Casi tanto como el de la rubia tonta. Y el final con lo de "he pasado por assassination, communism, extermination camp, gas chamber, gulag, hatred, Hitler, murder, Lenin, nazism, Stalin y me han dado igual pero me pongo estupenda al leer war" fue lo que más me repateó.

    Por eso, nota para gusto particular como entretenimiento para pasar un rato desconectando el cerebro: 7.5.

    Ahora bien, como bien dices, guión deficiente, interpretaciones malas, estética hortera, que dejan una calificación objetiva de 5.0 (gracias a que me entretuvo tanto)

    Yo la vi como una gamberrada y parodia del género.

    ResponderEliminar
  4. Concuerdo en todo lo que comentas Rojo4, incluso dudé con la nota, pensé ponerle un 3 en algún momento pero me puse exigente jaja.

    ResponderEliminar
  5. Entre las cinco peores que menos me han gustado de todos los tiempos.

    ResponderEliminar
  6. Una gamberrada es Starship Troopers (profunda). Una parodia es Scream. EQE es una basura.

    ResponderEliminar
  7. jajaja te entiendo, por lo de gustarte poco digo.

    ResponderEliminar
  8. Es muy en serio. Me lo he pasado pipa con películas deplorables. Soy híperfan de la comedia involuntaria. Creo que puedo disfrutar cualquier cosa. Y EQE es una de esas escasísimas excepciones por las que abandonaría una sala de cine o que, cuando vi, me pusieron de mal humor. Aún me dura.

    ResponderEliminar
  9. Si te creo jaja y me parece lógico. Como digo no pasa el corte. La única película que me ha cabreado ha sido BLUEBERRY, jamás pensé que me pasaría...

    ResponderEliminar
  10. Buenas master & company.

    Me gustó la peli, así que no te pases un pelo. xDxDxD
    No has mencionado, y a mi me encantó su "Juana de Arco".

    Y concuerdo sobre Blueberry, para mí, que leí sus comics, ha sido de las mayores decepciones que recuerdo. Y mira que Vincent Cassell prometía...

    ResponderEliminar
  11. Si después de "El gran azul" a Beson le hubieran quitado el carné de director, nos habríamos ahorrado este bodrio.

    Una especie de Bladerunner psicotrópico e infumable, en el que hasta Gary Oldman merece ser asesinado. Ni Ian Holm se salva.

    Se salva la Jovovich y el habitual buen trabajo de Willis. Lo demás es para olvidar rápidamente.

    ResponderEliminar
  12. Taillon ya la mencionaré si la trato jajajaja.

    Wsmith, sí es como el reverso tenebroso, por hortera y demás, de Blade Runner. Me alegra que también aprecies a Willis.

    ResponderEliminar
  13. Esta es una crítica simplista.

    Es un homenaje al comic: Alejandro Jodorowsky y Moebius.
    http://es.wikipedia.org/wiki/El_Incal

    Lo mismo que en Blade Runer se ve la influencia del comic de Moebius, en el Quinto Elemento es un homenaje directo. Leido el comic, se agradece el esfuerzo de la adaptación de la película.

    ResponderEliminar
  14. Sobre Moebius te remito a Blade Runer, que también está en el blog, y a la diferencia entre el simplismo de esta película, no de la crítica, y a la profundidad de la obra de Ridley Scott.

    Gracias por el aporte.

    ResponderEliminar
  15. Me encanta Bruce Willis en esta película, creo que es de sus mejores y eso que tiene más e 15 años pero sin duda es de esas películas que te atrapa por siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También adoro a Bruce Willis, Anónimo, aunque esta película me carga bastante. Él, como siempre, notable.

      Un saludo y gracias por la opinión.

      Eliminar
  16. A mi me pareció también como demasiado "inspirado" en "Blade Runner". Korben Dallas se parece demasiado a Rick Deckard y Leloo a Pris (hasta da los mismos saltos gimnásticos). Demasiado para ser casualidad. Claro que la cinta de Luc Besson no le llega ni a los talones, a mi juicio, a la de Ridley Scott. Por todo, no solo por ser la primera, a mi juicio, una mala copia de la segunda...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el aporte y la opinión, amigo Anónimo. Un saludo.

      Eliminar
  17. Para mi esta critica es espantosa. No estoy de acuerdo.

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar