lunes, 9 de abril de 2012

PATRICK MODIANO: En el Café de la Juventud Perdida

LITERATURA








Uno de los más brillantes escritores actuales, algo desconocido aquí aún, Patrick Modiano, el autor de la “trilogía de la ocupación”, nos regala esta obra cortísima de belleza extraordinaria. La calidad literaria de Modiano para transmitir la nostalgia, la evocación, la búsqueda de la propia identidad, el dolor por la inocencia perdida, se encuentran en cada palabra de éste y muchos otros de sus libros.

Modiano, para quien no lo conozca, es ganador del premio Goncourt y ha escrito guiones para el cine, para Louis Malle, por ejemplo. Algunas de sus novelas han sido llevadas al cine. Su nombre está sonando últimamente para el Nobel incluso, e imagino que poco a poco se irá haciendo más conocido por estos lares.

En “En el café de la juventud perdida” nos recrea un París de cafés bohemios, poetas y estudiantes maravillados con ese ambiente, un retrato encantador y fascinante, casi onírico y muy nostálgico. Pero es además un llanto por la juventud y la inocencia perdida, como indica su título, por la pureza de esos momentos donde nos buscamos a nosotros mismos y luego la vida nos aleja de lo que  creíamos o queríamos ser.

La novela se cuenta desde el punto de vista de varios personajes masculinos que conocen a Louki, una misteriosa joven que en su breve paso por su vida se hizo inolvidable para ellos. Encuentros que no tienen nada de especial en su mayoría pero que de alguna forma dan un sentido alegórico al personaje, es la juventud que se va.

Todos desean a Louki, un personaje que no parece tener identidad definida. Un relato de búsqueda, la de ellos y la de la propia chica. Louki es un personaje extraordinario y la forma de ir creándolo desde la perspectiva de otros lo hace aún más fascinante. La búsqueda, imprescindible en Modiano.

Una mirada melancólica, evocadora, que en Louki adquiere un sentido casi trágico, el dolor de lo que pudimos ser o de lo que nunca encontramos. La nostalgia por lo efímero que se nos va de las manos a cada segundo, la incapacidad para sostener el presente.

Sé que si hablas de estas cosas puede resultar poco atractivo pero si entras en la novela descubrirás un talento literario excelso, no defraudará, y cuando te des cuenta habrás acabado de leerla pero tu imaginación quedará volando sobre ella todavía.

Cada palabra y cada frase son una maravilla, desde luego es una recomendación que hago con toda pasión, además la novelita es cortísima, por lo que si prefieres la acción y las aventuras no tendrás que sufrir mucho. Recuerdos, nostalgia, melancolía, deseos…

La memoria y la búsqueda de la identidad son dos de los temas más evidentes en Modiano y que están presentes desde trabajos tan dispares como la mencionada trilogía sobre la ocupación alemana en Francia.

El novelista moderno de la nostalgia.

En el café de la juventud perdida” es una obra subyugante y sugestiva. Te la leerás sin darte cuenta.

Literatura de muchos quilates. Modiano está destinado a ser un referente, descubridlo antes de que gane el Nobel. Una recomendación que va muy en serio.

13 comentarios:

  1. Gracias x la recomendación, sensei....Pesea q el título y temática suenan algo melancólicos, tu presentación lo hace atractivo!

    Estoy a punto de acabar el q tengo entre manos....

    Beso

    R

    ResponderEliminar
  2. Dale una oportunidad R, me parece extraordinario, y si no te gusta ¡es muy corto! jajaja.

    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  3. Tomo nota yo también de la recomendación, Sambo.

    Suena bien, desde luego.

    ResponderEliminar
  4. Pasado el flipe bladerunnero, ahora toca leer un poco, que aunque no se lleva, es algo fascista, tampoco está mal9 de abril de 2012, 11:53

    Gracias por la recomendación, amigo, tomaré nota.
    Y como decía Mike Hammer, ése tío tan duro que con los sobacos doblaba candados, al referirse a una dama, en concreto a la Louki que mencionas, tomaré dos notas.

    ResponderEliminar
  5. ¿Sueñan las ovejas con Jenofontes oligofrénicos?9 de abril de 2012, 11:56

    Por cierto muchacho, salgo ahora mismo, tras dejar la faena razonablemente encaminada, a comprar el paraíso del amigo Milton. Ya te contaré.

    ResponderEliminar
  6. Leer es completamente fascista jajajaja. A ver qué te parece. A lo tonto tenemos unas cuantas lecturas que hacer jejejeje

    ResponderEliminar
  7. Yo tengo que encargar "Puerta al verano", que leeré en breve.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, pues recién terminada de leer la novela. Como te he comentado por el pajarito, me ha gustado muchísimo. Preciosa novela.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, ya hace un par de días que terminé la novela de Modiano.

    Lo que más me ha llamado la atención es ese ambiente, durante toda la novela, es la sensación de desconcierto vital, la desorientación ante los cambios vitales, y el intento de subsanar ese desgarro en refugio en el grupo, los personajes del café, si bien (a la hora de la verdad) la búsqueda particular del propio camino, de la propia identidad, es un camino solitario, como no puede ser de otro modo, y la reflexión nostálgica de esa constancia flota por toda la novela: al final, nadie sabe tanto del otro, solo datos concretos, deslavazados, como fotos que al final no explican lo que mueve a cada uno de ellos (la libreta, un apodo sin nombre, preguntas que quedaron por hacer).

    El ambiente parisino de los sesenta, esas calles (algunas las he recorrido hace muy poco) proporcionan una visión de París muy conocida, hasta tópica: ese otoño, la lluvia, hasta te parece oír un acordeón. Y eso pese a que para el personaje principal el otoño no es melancólico, sino de inicio.

    Final abrupto. Muy abrupto, que te deja con la sensación de no haber llegado a conocer porqués, quizá como al propio personaje de la novela; conocer algunas respuestas, aunque esas respuestas (en la novela y, a veces, en la vida) no cambian nada.

    Muy facil de leer. agradable.

    ( me parece que no pasaré el listón de tus comentaristas, cada vez me da más corte escribir aquí...buff, qué nivel! pero las ganas de leerte/os no se me pasan; al contrario!).

    Un beso sensei, y gracias por la recomendación!

    R

    ResponderEliminar
  10. Bueno, si te gustó en cierta medida me alegro.

    La intimidad es algo expresamente inidvidual, nadie nos conoce enteramente, pueden conocernos mucho o poco, pero nadie por entero ni nosotros a los demás. Aunque a veces creamos que sí.

    Un beso R.

    ResponderEliminar
  11. ¡ Increible tu pronóstico ¡ ¡muy bien ¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje muchas gracias Anónimo. Un saludo.

      Eliminar