jueves, 3 de octubre de 2013

Crítica: LA ISLA (2005)

MICHAEL BAY










La roca” (1996) es considerada por la mayoría como la mejor película de Michael Bay, cosa que no pondré en duda, si bien es cierto que tampoco es nada del otro mundo, pero lo sorprendente vino con esta “La isla”, una película de ciencia ficción de interesante planteamiento, con una primera parte que pretende desarrollar ciertas reflexiones prometedoras, que acaba dilapidada por la parafernalia típica de Bay en la segunda.


 

Es sorprendente porque nadie esperaba que Bay se pasara a la reflexión filosófica sobre la identidad en una trama de ciencia ficción, no se lo esperaba ni el propio Bay, ya que como asustado de lo que estaba haciendo, en la segunda parte le da la vuelta al asunto y convierte la historia en un previsible y convencional thriller de persecuciones, hallando por fin la paz en el frenesí visual alocado tan característico suyo.


 

Lo que en un principio parece una película de ciencia ficción filosófica se transforma en una superficial y tópica sucesión de escenas de acción. Luego, cuando recuerdas que su director es Michael Bay, entiendes mejor la cosa. 

Un extraño lugar, protegido y vigilado, una especie de cárcel y paso previo para que algunos vayan al único reducto libre de contaminación que ha quedado en la Tierra, “La Isla”… Lincoln (Ewan McGregor) y Jordan (Scarlett Johansson) acaban descubriendo una enorme farsa y su verdadera naturaleza. Empieza así una persecución sin fin. 



Una interesante primera parte que pasa por ser lo más sorprendente que ha realizado Bay, y que si bien no inventa nada nuevo, ya que sus ideas se han visto en “Blade Runner” (Ridley Scott, 1982), “La fuga de Logan” (Michael Anderson, 1976) o “Matrix” (Hermanos Wachowski, 1999), por citar sólo algunas, podrían ponerse otras muchas, mantiene el interés y el misterio. La naturaleza de la realidad, la propia naturaleza humana, lo que nos hace distintos, lo que define al individuo, la personalidad, la esencia del ser, el conflicto que surge al tener que replantearse la realidad o la propia existencia, son temas que se sugieren en esta aceptable primera parte, que lejos de ser aburrida como han mantenido algunos, es lo más interesante del film. Una primera parte que se aleja de los excesos de Bay porque no se necesitan en el planteamiento, cosa que parece poner nervioso al director, que aún así encuentra momentos para sus personales orgasmos visuales. Las pesadillas que tiene Lincoln y el look aséptico y moderno, permiten a Bay mostrar imágenes interesantes.



Se ve un cuadro picassiano incluso.



Lamentablemente el planteamiento inicial se va derritiendo a la misma velocidad con que Bay da rienda suelta a su incontinencia. El director, como un niño inquieto el día de Reyes, se libera de tanta tontería y planteamiento filosófico, que desde luego también se queda a medias y sin profundizar en exceso, para dedicarse a lo “guay”, a lo que ”mola”, explosiones, persecuciones, montajes alocados, movimientos de cámara frenéticos y sin sentido, cámaras lentas y surrealismo en las escenas de acción. Vamos, el Bay de toda la vida. 

Curiosamente en este sentido la película también se queda a medias, ya que las escenas resultan insulsas, el sentido del humor que Bay suele meter en sus cintas aquí apenas aparece… aunque todo esto no tiene por qué ser un defecto habida cuenta de lo que suele ofrecer en este sentido el director. Sólo se salva Buscemi en este aspecto del humor.



Una  segunda parte donde tenemos al Bay clásico, choques, efectos especiales, ritmo desenfrenado, inteligencia justita...

Espectaculares carreras con motos voladoras a lo Star Wars; otras igualmente espectaculares y destructivas en coches normales y con pesas; absurdeces como la gigantesca R que se lleva por delante un helicóptero, alucinante, es posible que tras ver tan tronchante momento las carcajadas impidan ver el resto, lo digo como aviso, lo cual no está mal, reírse es sano; clímax con explosiones, destrucción, metales retorciéndose y cristales estallando como le gusta a Bay




Johansson está tan maciza como siempre y McGregor tan carismático y acertado en su doble papel como suele ser habitual, sin tomarse muy en serio lo que están haciendo. Los secundarios en su salsa con Steve Buscemi a la cabeza.



Hay crítica social, a la manera de Bay, donde son los ricos los que pagan sus clones por si acaso los necesitan en algún momento, aunque el sentido moral del film es superficial.


Michael Bay logra en “La isla” algunos de los mejores momentos de su filmografía. La primera parte es de lo más interesante que ha hecho, lástima que su falta de contención lo deje a medias y acabe convirtiendo la segunda parte de la cinta en una colección de tópicos previsibles, choques, orgía de metales y cristales destruyéndose y demás vicios morbosos ocultos del director.



10 comentarios:

  1. No siendo Bay uno de mis directores predilectos, sí diré que la película me gusto, aunque me recordó bastante "La fuga de Logan", sí. Más moderna y con un sinfín de explosiones, pero de similar argumento. Los actores, bien... sobretodo Scarlett... mmmm... ¿qué no hará bien esta chica?
    Para mi gusto, a destacar la escena de la persecución y los ejes de ferrocaril desparramados por la autopista.
    Sublime.

    Un saludo, MrSambo. Siempre es un placer pasarse por esta joya tuya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo Herep, la mejor escena de la peli, en el lado contrario la de la maldita R gigante jaja.

      Un saludo, crack. Tú también tienes una joya!!!.

      Eliminar
  2. Coincido en la crítica.

    Película mediocre que, aún así, es de lo mejor de la triste filmografía de Michael Bay.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un saludo DAunes, me alegra que compartas opinión.

      Eliminar
  3. Creo que es una buena película de acción, en especial porque la dirección está bajo Michael Bay, me gusta la historia que cuenta, yo la acabo de ver en peliculas online sólo porque me a mi papá le llaman la atención este tipo de películas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que la disfrutaras Daniela, y tu padre también :)) Un saludo.

      Eliminar
    2. A mi me encanto, desde un punto de vista literario, metafísico y pedagógico lo veo muy completo e interesante los subtemas que abarca son increíbles en el razonamiento humano y los cuestionamientos críticos.

      Eliminar
  4. Por casualidad vi esta película a través de HBO online streaming y me llevé una grata sorpresa creo que es una de las cinta con una propuesta muy atractiva y sobre todo entretenida. Se las recomiendo mucho.

    ResponderEliminar
  5. Me encanto todo el razonamiento que envolvía la pelicula, el misterio, la accion y la adrenalina. Me encanto la realidad vacia y el despertar de una identidad, ademas de los procesos de desarrollo de conocimiento entre los personajes y todo sobre la naturaleza humana: la creatividad, el cuestionamiento, razonamiento propio y el deseo de conocer el de aventura. Ademas de los ambientes entre las relaciones humanas, tanto comunicativas como afectivas y del desarrollo de esta parten lo que llamamos LAS EMOCIONES.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que la disfrutase así, amable Anónimo. Un abrazo.

      Eliminar