jueves, 26 de junio de 2014

Crítica: AL FILO DEL MAÑANA (2014) -Parte 2/3-

DOUG LIMAN













Doug Liman es un director que viene del cine independiente y dio el pelotazo con una cinta de acción, “El caso Bourne” (2002), inicio de una saga que se ha hecho indiscutible. Un referente en el cine de acción moderno. Su trayectoria posterior no ha sido para lanzar cohetes, con títulos discretos o decididamente mediocres, pero aquí logra recuperar el pulso de su primer título exitoso con una de sus mejores obras. Ni la discreta “Sr. y Sra. Smith” (2005), ni la francamente mediocre “Jumper” (2008) ni la más aceptable “Caza a la espía” (2010) están a la altura del inicio de la saga de Bourne, ni siquiera de sus mejores títulos iniciales, “Swingers” (1996) o “Viviendo sin límites” (1999). Con “El caso Bourne” renovó el estilo visual del cine de acción, un estilo muy europeo, una cámara que no paraba de moverse, encuadres inestables, con zooms y movimientos nerviosos. Aquí el director ha apostado por la sobriedad, demostrando un magnífico pulso narrativo y saber hacer, plena confianza en el material que tiene entre manos y donde no recurre a montajes sincopados ni excesos visuales, aunque no renuncie a la inestabilidad de encuadres durante la acción, de forma justificada y dando prioridad a la estabilidad, los planos generales, sostenidos, y un buen uso de las panorámicas para mostrar la acción en todo su esplendor y que el espectador se pierda lo menos posible.


Buenos travellings mostrarán la base con las maniobras y las distintas naves que emprenderán el camino hacia la batalla, permitiendo al espectador verlo todo con deleite.






El ataque y caída de la nave en la que va Cage a su llega a la playa es francamente buena, con planos muy sostenidos. Un inicio de acción muy prometedor, planos generales y buena imaginación en la puesta en escena, sentando las bases de la acción que veremos reiteradas veces y desde distintos puntos de vista, el aplastamiento del chico gordo, el encuentro entre Cage y Rita





Su primera muerte viene precedida de un golpe de suerte al matar a un alien, una broma al espectador que piensa verá a un Cruise heroico a pesar de las circunstancias, pero esto no tardará en desmentirse cuando otro alien lo mate. El bautismo con la sangre del alien que lo quema será la causa de sus sucesivos “renacimientos”.

  


Las escenas de acción en la playa con Rita y Cage ya a pleno rendimiento físico son de nuevo brillantes, sacando todo el partido a las peleas o elementos que se van incluyendo. Un ejemplo lo tenemos con la caravana que cogen en el plan que pretenden ejecutar para huir de la playa y buscar al Omega, puro espectáculo.




Buen guión. El humor.

El guión de Jez Butterworth, John-Henry Butterworth y Christopher McQuarrie maneja de forma realmente inteligente todos sus elementos de manera que nunca resulta previsible ni reiterativo, a pesar del peligro que la propia estructura de la trama y reglas de la historia podrían generar. También ayuda a que todo funcione tan bien el magnífico sentido del humor y las ocurrencias que van salpicando la narración, los saltos imprevistos, los giros inesperados... El manejo del punto de vista, con variaciones, es otro acierto.

-Son muchos los detalles de todo tipo que certifican lo comentado. Bromas como Cage entrando en pánico en su camino a la nave que lo transportará hacia la playa donde tendrá lugar la fatal batalla y desviándose de la fila o cuando, tras el tercer despertar, lo vemos amordazado, mediante una brillante elipsis humorística,  tras intentar explicar a sus compañeros y superiores que viene del futuro, son buen ejemplo.

-Un gran detalle de guión que evita la reiteración de situaciones y hace buen uso de los cebos fundiéndolos con la propia esencia de la historia, viajes en el tiempo, lo tenemos cuando tras ver la misma situación un par de veces, Cage siendo presentado a sus compañeros, en otra posterior vamos directamente a la instrucción, que fue mencionada con anterioridad pero que no nos mostraron, lo que sirve para dar una salida a la trama y variar escenarios y situaciones que ya habíamos visto aunque se trate del mismo día repetido. Es por ello que Cruise, una vez entró en contacto con Rita, que le pidió que la buscara, aprovechará esa instrucción que veremos por primera vez para intentar localizar a su vínculo.

¿Qué tal un poco de instrucción?

-Más humor, la reacción y línea de diálogo de Cruise cuando Rita y el científico le cuentan lo que ocurre y que tiene que morir todos los días… “Antes de nada… Es una presentación increíble. Impresionante.

-Las reiteradas muertes, sobre todo las ejecuciones a sangre fría de Rita a Cage una vez quedan explicadas las reglas, dejan momentos francamente divertidos de humor negro, trivializando la muerte en el cine de una sutil forma metalingüística. Ya sabemos que en el cine pueden llegar a morir cientos de personas en una sola película y “nos mola”… También habrá diálogos estupendos de la pareja, la verdad es que hacen gala de eso que llaman “química”.






-Rita: ¿Te refieres al sexo? Sí, lo he intentado.

-Cage: ¿Cuántas veces?


-La escena romántica en la casa apartada de la batalla, donde Rita y Cage pasan momentos íntimos antes de emprender camino hacia el Omega, es un nuevo ejemplo de sutileza del guión, un pequeño giro donde se intuye que ahora es Cage el que sabe más de las cosas que Rita, lo que se confirmará finalmente. Una nueva demostración de la capacidad del guión para sorprender y jugar con sus reglas sin resultar cansino y previsible.

Una variación de la idea y planteamiento inicial que además resalta los sentimientos del protagonista.

Mi segundo nombre es Rose”.

-El manejo de la elipsis desde el guión es magistral, un ejemplo lo tenemos en la escena donde Rita y Cage van a ver al general.

-Otro giro de guión, las visiones de Cage que deben guiarle hasta el Omega son una trampa, un giro imprevisto cuando todo parecía fijado y la misión clara…

-Hábilmente se forzarán las situaciones al máximo, quitando el don a Cage mediante una transfusión y teniendo que emprender el clímax final sin posibilidad de error. Sacando el máximo partido al guión y la historia.

-Por supuesto hay defectos, situaciones escapistas o licencias artificiosas que permitan huidas de los personajes o avanzar en la trama. Podemos citar varios ejemplos. Huidas como la que acontece en el hospital, donde no vemos como Rita se suelta, a pesar de las bromas resultan escapistas, así como la posterior huida juntos. El artilugio que van a buscar al despacho del general por mandato del científico tiene un eco anterior, aunque resulta otro elemento surgido de repente de vital importancia… Es decir, hay un uso virtuoso de las elipsis pero también se recurre a ellas para resolver dificultades en la trama que ralentizarían el ritmo... En cualquier caso se perdonan al no ser especialmente reseñables y porque el placer de todo es tanto que pasan desapercibidos.

-También es una suerte que Rita escuchara y obedeciera a Cage cuando éste le pide que no lo mate, en otras ocasiones no es tan comprensiva, dándole tiempo a advertirle de que le han hecho una transfusión y ha perdido su don.

Es divertido y acertado el uso que se le da a la canción “Love me again” de John Newman.

El destino.

Del mismo modo que el bueno de Farell (Bill Paxton) sienta las bases de la cinta a nivel religioso, también lo hará en sus reflexiones sobre el tema del destino, que se cumplirán a rajatabla en la evolución de la cinta.


La idea de destino que se defiende en la película es la de que no está fijado, aunque parezca llevar unas líneas marcadas, que podemos cambiarlo con nuestra decisión, esfuerzo y sacrificio, que podemos tornar esas líneas aparentemente prefijadas para marcar el destino que nosotros queramos. Esta idea la verbalizará explícitamente Farell (Bill Paxton) en una arenga que ha inculcado a sus escuadrones.

La preparación y la disciplina nos hacen dueños de nuestro destino”.

Es más, hará hincapié sobre ello insistiendo…

Puede que le parezca ridículo, pero créame, me dará la razón”.

Efectivamente, se la dará…

Toda esta primera parte hasta la primera muerte de Cruise tiene la intención de sentar las bases de la trama, así como fijar guiños que pueda captar el espectador en las posteriores reiteraciones, cuando el personaje de Cruise vaya siendo consciente de lo que le ocurre, y le permita percatarse de los sutiles cambios o disfrutar de buenas bromas. Por esto los vaciles que Cruise va sufriendo en este inicio serán un hábil recurso para estos menesteres.

La torpeza de Cruise en combate al inicio está magníficamente mostrada, como magnífica es la presentación del personaje que interpreta Emily Blunt, Rita Vrataski, que no será más que un icono, una imagen casi legendaria por ser la heroína de la gran victoria en Verdún. Sólo la veremos en fotos o videos de noticiarios hasta que el protagonista tenga un primer contacto directo con ella, poco antes de verla morir.


Es interesante que la primera imagen que ve Cage cada vez que “renace” sea la de una foto de Rita en un anuncio en un autobús que pasa. Es su labor, él la convirtió en icono…

Una vez Cage haga contacto con Rita se nos explicarán más claves de la cinta. Rita tuvo el mismo don que Cage pero lo perdió por culpa de una transfusión. Un don adquirido por el baño con el ácido del alien, pero que al depurar la sangre se elimina esa esencia extraterrestre… Así que nada de transfusiones y morir siempre. La instrucción ahora será en serio, pero de Rita a Cage.




Un enemigo que conoce el futuro no puede perder”.

Estamos ante un alien que maneja el tiempo y juega con él a conciencia. Esta es la explicación de que sepan cómo y cuando iban a aterrizar en la playa. Rita y Cage son cabos sueltos por la pérdida de uno de los aliens. También se crea una particular mitología ya que hay distintos tipos de aliens, el más importante se llama Omega, los que permiten a Rita y Cage viajar en el tiempo al entrar en contacto con su sangre son Alfas.


Tal vez la única vulnerabilidad de este organismo, su única vulnerabilidad… es la humanidad”.

Nuestro protagonista debe empezar a tener visiones que situarán al Omega, el alien jefe. Cuando esto ocurra tendrán que ingeniárselas para llegar hasta él, huir de la playa y matarle. Descubrimiento e investigación muerte a muerte.


 





8 comentarios:

  1. Gran peli la de Bourne. En casa hos hicimos con la saga gracias a los típicos regalos de los periódicos.
    Ganas de ver la peli. Tal como la describes parece trepidante.
    Y gracias por analizarla, así me fijaré en los detalles!!
    Tiene q ser gracioso ver a Cruise hacer de patoso hasta q puede recuperar su halo de héroe.
    Pues nada, esperando la última.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupenda saga Bourne, la original, no lo que le ha seguido, que espero no se extienda mucho...

      Sí, la película en sí es muy divertida, con bastante humor. Ya me dirás qué te parece!

      Un beso.

      Eliminar
  2. Una duda ¿seguro que la gran batalla donde Rita se convierte en heroína es en Brasil? A mí me parece que mencionan Verdún (en Francia). Además, a mí no me suena que estos bichos se hubieran extendido fuera de Europa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene usted toda la razón, no sé por qué he puesto Brasil, lo único que se me ocurre es que con tanto Mundial se me fuera la cabeza jajaja. Muchas gracias por el aviso y voy a editarlo enseguida. El Ángel de Verdún la llaman, si no me equivoco.

      Eliminar
  3. Sacaran 2 parte de esta película que me gustó mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saberlo, estimado Anónimo. Un saludo

      Eliminar
  4. Me pareció una idea genial, Edge of tomorrow es como si un productor de Hollywood hubiera metido los guiones de Salvar al soldado Ryan, Atrapado en el tiempo, 50 primeras citas y Starship Troopers en una batidora y hubiera encargado filmar el resultado a una persona un poco loca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente lo es, Darany. Gracias por el aporte.

      Eliminar