martes, 25 de diciembre de 2012

Crítica: GRU, MI VILLANO FAVORITO (2010)

PIERRE COFFIN, CHRIS RENAUD, SERGIO PABLOS










Original cinta de animación para toda la familia que plantea una notable alternativa a la magistral PIXAR. Una comedia de ciencia ficción, muy divertida y entretenida, además de entrañable.

Un maquiavélico villano, no tanto, tan solo roba, llamado Gru, cree perder su sitio en el negocio de la delincuencia, va cumpliendo edad y ve como otros villanos hacen proezas que él no ha logrado alcanzar. Para tornar esa tendencia planeará algo que dejará al mundo con la boca abierta y lo situará como el mejor villano de todos los tiempos. Robar, nada más y nada menos, que la Luna.



Todo comienza con el robo de una de las pirámides de Egipto (la de Guiza concretamente), el robo del siglo, cometido por un joven, y enchufado como descubriremos posteriormente, villano llamado Vector. Esto impulsará a nuestro protagonista a robar una máquina reductora que le facilite el robo de la Luna. Las cosas no serán tan fáciles.




Tres niñas huérfanas se cruzarán en el camino del villano, primero intentando venderle unas galletitas y luego como solución a sus problemas cuando la máquina reductora acabe en poder de Vector.

Las escenas de acción e intentos por recuperar dicha máquina son bastante divertidas.





El retrato del villano está muy bien, aunque también contendrá los mayores defectos de la cinta. La primera escena, donde pincha un globo a un niño que él mismo le hizo, por el simple hecho de verlo llorar, es de una crueldad sobresaliente. Bien es cierto que la maldad de nuestro protagonista es muy relativa, ya que sus maldades no pasan de pequeñas travesuras, algún robo, gesto cruel o descarado, como el comentado o los gratuitos golpes a los coches que lo rodean para aparcar, en otra simpática escena.




Todo esto enmascara una idea bastante facilona y manipuladora que tiene su clímax con esa coartada psicológica que se le da al protagonista para justificar su maldad, los desprecios de su madre. Un villano víctima de su entorno, Rousseau al poder.  Todo ello crea una falsa idea al espectador, especialmente al infantil, sobre la maldad y su verdadera esencia.



Nuestro villano tendrá una infraestructura realmente magnífica y sofisticada. Entre su equipo, y aparte del científico loco que le surte de todos los gadgets posibles, tendremos un numeroso grupo de trabajadores con forma de regalo de huevo Kinder. Los Minions. Estos personajillos, a los que el director les dedica largas y numerosas escenas, son de lo más notable y simpático de la cinta.


La maldad también se relaciona con la soledad, con la ausencia de una familia. La familia, aunque sea sobrevenida o disfuncional, como lugar para cobijar la bondad o la redención, es uno de los temas vertebrales de la película.


La evolución del personaje central está muy bien conseguida, lástima de esas coartadas con su despreciable madre. Va con paso seguro, sin precipitación y mostrando a la perfección el cambio que nuestro pérfido ladrón va sufriendo. Todo empezará a verse en la feria a la que va con las niñas y donde un unicornio, peluche imprescindible para uno de los personajes más encantadores del último cine de animación, Agnes, será el motivo iniciador del cambio. 



La satisfacción de las niñas ante la forma de conseguir dicho peluche es el punto de partida para el cambio de ese villano necesitado de cariño y reconocimiento, que tiene en la falta de afecto de su madre la causa del complejo de inferioridad que lo impulsa a cometer esos grandilocuentes robos.

Antes de esa escena ya habíamos visto a nuestro rudo, en apariencia, villano ceder ante las niñas en varias ocasiones, por ejemplo llevándolas a clase de danza.


La trama se centra en la competencia de Gru con Vector por cometer el robo más importante. Las niñas serán el acceso a la casa del joven villano, una casa donde está, camuflada, la gigantesca pirámide de Guiza, por lo que Gru las adoptará. La convivencia del villano y las niñas, como es lógico, será difícil al principio, las crías pondrán patas arriba la rutina del villano. Éste se desesperará inicialmente pero acabará completamente seducido y entregado, convirtiendo a las niñas en su principal prioridad, por encima de los ambiciosos robos. El afecto llegó a su vida.




La excepcionalidad de un personaje como Gru en un entorno cotidiano genera estupendas escenas de humor, fresco e inteligente.

La evolución se verá en pequeños gestos de afecto, aunque como subrayado, ya que se ve a la legua que el villano está cada vez más prendado de las pequeñas. Estos gestos serán el paso de negarse a cogerles la mano a hacerlo o de negarse a darles el beso de buenas noches a hacerlo también…




La mujer que debe decidir sobre la adopción de las niñas resulta tremendamente despreciable.

La trama de la Luna y su robo plantea ideas románticas y poéticas, además del juego que da visualmente, el empequeñecimiento y robo de la misma, así como su crecimiento repentino dentro de una nave, son de una gran imaginación.

El retrato de Vector, que parece un friki incompetente viciado de los ordenadores, resulta también muy divertido, y turna actos ridículos con otros muy acertados. Esta idea, que puede parecer una tontería, hace imprevisible algunas de las escenas, ya que acostumbramos a ver al torpe hacer de eso de forma constante, con lo que ya sabemos lo que sucederá finalmente con cada intentona de hacer algo del personaje en cuestión. Aquí no sucede esto. Sus armas lanzacalamares o lanzapirañas son tronchantes.


La necesidad de afecto, de una familia, del alguien a quien acoger y de que alguien te acoja, el sacrificio de amor, que en realidad no lo es porque resulta placentero y deseado… son algunos de los temas y valores que nos deja la película. Unas niñas y un ladrón huérfanos de afecto que se encuentran, necesitan y complementan, formando una disfuncional familia bien avenida, junto a los Minions.


La soledad como reducto de odio, frustraciones y complejos, como una burbuja que genera egoísmo, es el contraste a lo anteriormente comentado. 

En definitiva, una reflexión sobre el ser humano como ser social. Las motivaciones de Gru no son la ambición o la avaricia, sino el reconocimiento, ni siquiera el egoísmo puro, simplemente necesita sentirse alguien, que se le respete, valore y tenga en cuanta, viendo en la delincuencia la vía más sencilla o, simplemente, la que mejor se le da.

Su solitaria mansión, repleta de objetos lujosos y alta tecnología, retrata su personalidad. Los objetos, lejos de ser un sustitutivo a su soledad, son mecanismos de trabajo. Ni el loco científico ni los entrañables Minions llenan ese vacío del que Gru no es consciente, son también mecanismos de trabajo, le sirven para sus robos, aunque los “premios Kinder amarillos” sí sean afectuosos.



Son las niñas lo único de su entorno que no tiene que ver con su trabajo, son el afecto puro, sin matices. Él intentará adaptarlas a lo que conoce, funcionará con ellas como siempre e intentará usarlas como mecanismo para lograr sus planes, es decir, como objetos de trabajo. Pero si bien el científico y los Minions sí están perfectamente integrados en ese trabajo, de hecho ese trabajo es casi su razón de ser y existir, esto no es así con las niñas, como es lógico, y por tanto el conflicto y la evolución se hacen inevitables si se mantiene la relación, como así sucede. Al sentirse apreciado y valorado por ellas irá perdiendo paulatinamente interés por los robos y su ansia de fama y notoriedad, va comprendiendo que esas niñas le dan lo que quería y que la manera que tenía de buscarlo era errónea. Una bella reflexión.



Todo esto se verá también reflejado en ese arisco y violento perro, irascible e incapaz de cariño hacia su dueño, pero que lo mantiene en su casa como apariencia de normalidad. Cuando lleguen las niñas el perro dejará de ser ese amenazante animal agresivo.

La película es realmente divertida, fresca y muy entretenida, capta la atención desde el mismo inicio y no la suelta hasta el final, con lo que el goce está asegurado. Esto es lo importante. Además es muy emotiva y tierna, permitiendo la reflexión. Es difícil que decepcione, te reirás y te divertirás.

 


Dedicada a Nora, con la que la vi y fuimos niños otro rato más.

21 comentarios:

  1. No la había visto.
    Me han parecido encantadoras las huerfanitas. Tres aspectos: la sensatez, el gamberreo (con el gorrito rosa y parecidísimo a Pocoyó), la inocencia.
    El villano pijo y triunfador vs villano veterano y perdedor.
    Pero lo que realmente ha sido GENIAL es el hallazgo de los Minions!! Ese ejército de polivalentes bien dispuestos y graciisísimos colaboradores, que le roban las escenas a los protas!! (Grande la de la fabricación de minions boogies y no coockies!!)

    Me encanta la progresiva transformación de la habitación de las niñas , el color, sus camitas, a medida en que progresan los afectos…

    Y, tras la resolución de la trama, el cuento, y el beso, el espectáculo q acaba en disco dance!!!

    Y las nenas con su papá mirando a la luna llena (ET!!!).

    Muy de acuerdo en lo que explicas, comp diempre tan minucioso!!

    Una peli graciosa de la que hemos disfrutado los S's y yo!!!

    Gracias Sambo!!!

    ResponderEliminar
  2. Magníficos detalles y aportaciones Reina, lo de la habitación es muy bueno.

    Una película estupenda para estas fechas, me alegra que la hayas disfrutado. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Mágnifica crítica para una estupenda película.

    Sin duda se ha convertido en una de mis pelis de animación favoritas,me encanta como está llena de detalles como la pirámide camuflada en casa de Vector, los unicornios, lo que comenta REINA de la habitación de las niñas...Todo despierta ternura...( o quizás me gusta tanto porque me identifico con Agnes jajajajajaja)

    Muchisimas gracias por dedicarmela, siempre es un placer ver películas contigo.

    Besos!

    (8)los unicornios me encantan...uni unicorniossss...los quiero abrazar y besar...ojalá fueran de verdad...¡y lo son! los unicornios me encantan...(8)

    ResponderEliminar
  4. Jajaja gracias a ti Nora. Bueno, en realidad creo que para el personaje de Agnes se basaron claramente en ti, deberías pedir derechos...

    Unicorniooooooooooooos!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Bueno, Mrsambo, aunque con retraso, te deseo una feliz navidad y un buen año 2013 para ti y los tuyos....

    Que este blog siga siendo el mejor sobre cine de la blogosfera...

    Buen año, amigo.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias amigo Taillon, se te echaba de menos. Feliz Navidad para ti y los tuyos, y que te sigas pasando por aquí.

    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  7. Buenas noches.
    Perdonad mi intromisión. Lanzo una pregunta por sí alguien puede responderme : alguien ha visto " Kill List " ? . El director es Ben Wheatley y es de las pelis más inquietantes que he visto.
    Me ha dejado helado por su desarrollo, con escenas muy impactantes y sobretodo, por un final sobrecogedor.

    ResponderEliminar
  8. Hola Colchons Club, no he visto Kill List, pero la buscaré, por lo que comentas tiene buena pinta.

    ResponderEliminar
  9. A lo mejor no te gusta. No juzgo la peli, pero es de las que últimamente he visto , mas me ha sorprendido.
    Tiene algo de paralelismo con Pulp Fiction, salvando la sideral distancia, que quede claro.

    ResponderEliminar
  10. Le daremos un vistazo, como me gusta casi de todo no es problema amigo Colchons club. La comentaremos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. No he visto Gru, pero caerá.
    Entraba, más que nada, para que no se me pase desearte un feliz año, y espero que hayas tenido una feliz Navidad.
    Ánimo para seguir un año más con tu magnífico trabajo en este blog y un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Te deseo lo mejor en el año que está a punto de empezar, amigo, a ti y a todos los tuyos.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hola Pablo, qué alegría verte. Muchas gracias, espero que paséis tú y los tuyos una muy feliz Navidad y entrada y salida del año. Aquí seguiremos, con gente como tú merece la pena. Empezaremos con fuerza, planeando EL PADRINO y todo jajaja.

    Kufisto, qué sorpresa, cuánto tiempo, otra alegría. Pasa una feliz Navidad también tú, con los tuyos, y una feliz entrada y salida del año. Un abrazo muy fuerte, luego me paso por tu casa.

    ResponderEliminar
  14. El Padrino... los dientes largos ya. Ánimo, estoy deseando leerlo aunque sé que te tomarás tu tiempo para que la cosa salga redonda.

    ResponderEliminar
  15. Jejejje, no te creas Pablo, no suelo tardar mucho. Con la que más tardé fue con BLADE RUNNER, pero porque visioné otras cosas además de la película, tardé unos 5 días. Con EL PADRINO llevo 1 y medio, mientras la vi, está diseñada en la cabeza y en escribirla tardo poco, un día si me pongo. La cosa es que llevo dos días sin tocarlo por las fechas, que entre fiestas y compras... Pero fijo que de aquí a poco días está acabada y podré publicarla en cuando vea conveniente.

    Creo que puede salir bastante decente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. gru deveria vesar a luci

    ResponderEliminar
  17. Qué gracia me hace lo de "premios Kinder amarillos"....jajajajaja. Una peli que me gustó mucho y sobre todo la peque con su coletita.... Gran crítica, como siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me digas que no son iguales!!! jajajaja. Muchas gracias Merce.

      Eliminar
  18. Si si, si no te digo que no, pero nunca lo había pensado! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, claro, por eso hago yo las críticas!!! jajaja

      Eliminar