sábado, 25 de agosto de 2012

Crítica: ROCK OF AGES (LA ERA DEL ROCK) (2012)

ADAM SHANKMAN







 
El rock es rebeldía, descaro, libertad, protesta, diversión, alegría, hedonismo, espíritu contestatario y lúdico, el rock es sentimiento y autenticidad… el rock es muchas cosas. Todo esto es lo bueno, pero el rock también es negocio, desbarre y excesos. No todo iba a ser idílico, aunque algunos dirán que precisamente esto último es lo mejor.

Rock of ages” es un musical que homenajea una de las épocas doradas, una de las últimas, del rock. Los 80. Un musical de tremendo éxito en Broadway que ha acabado en la gran pantalla como no podía ser de otra forma.

Nadie esperaba descubrir una de las obras magnas del séptimo arte, pero sí se tenía la aspiración de pasar un buen rato, especialmente si eres rockero.

Así sucede, pero para disfrutar tienes que quitarte el traje de rockero estirado y dejar los prejuicios en los bolsillos.

Rock of ages” es tan mala y encantadora, tan simplista y entrañable, como nos podíamos imaginar antes de verla. Pura fiesta sin el más mínimo propósito que divertir y hacer pasar un buen rato al espectador, sea rockero o no.

Adam Shankman, director de otro musical con gran aceptación en cine como “Hairspray” (2007), y de diversos episodios de “Glee”, ha sido el encargado para llevar a la pantalla este éxito rockero de Broadway. Parece una elección lógica.


Shankman además ha contado con un espectacular elenco de actores que parecen pasárselo verdaderamente en grande. Curiosamente los dos papeles protagonistas recaen en dos actores semi desconocidos, Julianne Hough y Diego Boneta, dejando para los papeles secundarios a la colección de estrellas. Tom Cruise, Russell Brand, Alec Baldwin, Catherine Zeta-Jones, Paul Giamatti

En “Rock of ages” apenas hay guión, la historia es mínima, el simplismo lo invade todo, los personajes son maniqueos cuando no completamente caricaturescos…todo esto y más es así, pero también es una película tremendamente simpática, encantadora y divertida, en su desenfado sin pretensiones te puede acabar por conquistar.


Así que aunque muchas de las versiones sean masacradas y la calidad cinematográfica no sea la mejor, ni lo pretenda, los rockeros ochenteros estamos de enhorabuena por poder disfrutar de muchos de nuestros himnos en pantalla grande.

La película de Shankman tampoco pretende ser una reflexión sobre el rock ni nada por el estilo, coge un argumento manido hasta la saciedad, la joven que llega a Hollywood para cumplir su sueño de convertirse en estrella, y sigue por los caminos más tópicos, pero con gracia rockera. Los dos protagonistas se enamorarán, como es de suponer, y comenzarán una carrera hacia el estrellato, con todas las dificultades, decepciones y sinsabores habituales en este tipo de tramas. Enredos amorosos, enfados y demás en una historia de evidente esencia naïf, ingenua a más no poder.


Rock of ages” no está concebida como una película de “rock para rockeros”, sino como una película de “rock para todo el mundo”. Es por ello que puede que pienses que los protagonistas son tontos, que la historia es insulsa y estas cosas mientras mueves los pies al son de Poison, Bon Jovi o Whitesnake, porque al fin y al cabo ¡qué buena es la música y qué buenas son las canciones!

No encontraremos en la película el tan socorrido espíritu de rebeldía, en los 80 tampoco era lo buscado, ni el espíritu contestatario del rock, pero sí el lúdico, divertido y hedonista del rock ochentero. Es posible, además, que la película de Shankman caiga en algunas de las cosas que cuestiona, que le falte autenticidad por esa edulcoración en algunas de las versiones, que algunos de los cantantes que las ejecutan parezcan salidos de “Glee”, pero ¡qué música y qué canciones!


Tengo que reivindicar a “Glee”, si bien es cierto que muchas de sus versiones son lo que son, hay que reconocerle a la serie haber puesto en primera línea a grupos imprescindibles como Journey, entre otros muchos, grupos rockeros que vuelven a ser conocidos por chicos que de otra forma jamás habrían oído hablar de ellos, siendo este el primer paso para que investiguen y quizá, quien sabe, descubran un mundo rockero más allá de series y versiones…





Vamos con la música.

No voy a justificar las versiones que se han perpetrado en la película, aunque algunas son dignas. Me desespero con esas edulcoradas versiones y esos relamidos cantantes que poseen todos los tics y latiguillos de concursos de televisión, sus artificiosos gorgoritos y previsibles inflexiones vocales que no pegan con nada, sus adornos insustanciales que usan para suplir su falta de agresividad. ¿Qué decir de esas insoportables voces nasales? Me he reído con ganas de muchas de las versiones, me he llevado las manos a la cabeza con una sonrisa, pero a pesar de todo lo he disfrutado, malas pero disfrutadas.


Aquí es donde salen vencedores muchos de los actores que no son cantantes profesionales, que tienen en su espontaneidad, vean si no a Alec Baldwin, su mejor aliado, por encima de otros que pretendidamente dominan mejor la cuestión. De hecho los dos protagonistas están irregulares en su trabajo, me quedaría con el chico, ella y su voz nasal tienen poco de rockero.

Todo esto es así y desesperará o escandalizará a los más puristas, pero no dejan de ser temas hardrockeros y además está… Tom Cruise.


Simplemente espectacular el papel de la mayor estrella de cine que han dado las últimas décadas. Esperando estoy su merecido Oscar, que bien podría ganar por este papel, y que se le considere de una vez lo que es, un magnífico actor. Tom Cruise comienza su cuarta década en lo más alto, siendo el actor mejor pagado, con una carrera cuidada e impecable y trabajos extraordinarios… como si estas cosas las regalaran.

Su carisma y atractivo elevan la película cada vez que sale, hasta el punto de que cuando desaparece lo que quieres es que vuelva a salir. Su presentación en la película es memorable (un prominente paquete, de rockero follador curtido en borracheras y orgías, que aparta un harem de chicas sedientas de sexo de encima de él), y el director parece embobarse y recrearse con su actuación, una interpretación pausada, mimada, lenta, saboreada, como si se hubiera tomado una sobredosis de valiums, que conquista al espectador. Un trabajo tan brillante como hilarante, los mejores golpes de humor están con Tom Cruise y su recreación de esa estrella del rock, Stacee Jaxx, mezcla de Jon Bon Jovi, Axl Rose y  Bret Michaels. Hasta 8 temas se canta el bueno de Tom, y en algunos de ellos sorprende realmente. Destacar el “Pour Some Sugar On Me” y el “I Want To Know What Love Is” en un dúo espectacular y tronchante junto a Malin Akerman.


Otros momentos muy acertados están en el duelo en las calles entre Starship y Twisted Sister con los temas “We Built This City” y “We’re Not Gonna Take It”, o el clímax con Journey y su imprescindible “Don´t Stop Believin'”. Una orgiástica comunión final. Son muchos los himnos rockeros y AOR que han predominado en su época, en la actualidad parece ser que este tema de los inconmensurables Journey se ha erigido en icono, la canción de referencia del nuevo milenio que podemos oír en multitud de series y películas, incontables. Un placer para los que los hemos admirado siempre y tenemos entre nuestros grupos preferidos.

Es hora de ir con la lista de temas y grupos que aparecen en la cinta. Una buena colección.

Guns N' Roses y “Paradise City”; Night Ranger y “Sister Christian”, que ya oímos en “Boogie Nights” de Paul Thomas Anderson (1997), un tema precioso. David Lee Roth presta su “Just Like Paradise”; Poison tiene varias apariciones, “Nothin’ But The Good Times”, “Talk Dirty To Me” y “Every Rose Has It’s Thorn”, completan la terna; Skid Row déja oír su baladón “Remember You”; Joan Jett and the Blackhearts no podían faltar con su imprescindible “I Love Rock And Roll”.

Foreigner también tiene mucha presencia en la película, nada menos que 3 temas, “Juke Box Hero”, “Waiting For A Girl Like You” y la eterna “I Want To Know With Love Is” con un número sexual memorable entre Tom Cruise y Malin Akerman. Pat Benatar, la excepcional cantante que iba para soprano, nos deja “Hit Me With Your Best Shot” y la absolutamente redonda “Shadows Of The Night”; Extreme aparece con su balada conocida por todos “More Than Words”; Warrant como la soberbia power ballad “Heaven”; Def Leppard también tiene una presencia predominante con “Rock Of Ages”, que no podía faltar siendo el título de la película y que sirve de fondo a la llegada del gran Stacee Jaxx al concierto, “Pour Some Sugar On Me” con un Cruise que hace una más que aceptable versión y “Bringin’ On The Heartbreak”.

Bon Jovi no podía faltar a la cita, una de las más grandes bandas de todos los tiempos sirve como presentación en las labores vocales a Tom Cruise en la película con “Wanted Dead Or Alive”, no aparece “Livin' On A Prayer” curiosamente.

Twisted Sister aparecen con dos himnos ochenteros como “I Want To Rock” y “We’re Not Gonna Take It”; Quarterflash con “Harden My Heart” y Starship con ”We Built This City” ponen una nota más exotica. Whitesnake y otra canción perfecta como “Here I Go gain” se presentan fieles a la cita. Tronchante la confesión homosexual con el tema “Can’t Fight This Feeling” de los Reo Speedwagon, una tema que no puede estar peor cantando, al menos en su estribillo.


Scorpions nos deslumbran con sus inmortales “No One Like You” y “Rock You Like A Hurricane”. Quiet Riot presentan otro himno ante el que es imposible no botar, “Come On Feel The Noize” (original de Slade).

Por último Journey que suena con la memorable “Any Want You Want It” y la ya mencionada “Don’t Stop Believin'” como climax final.


No está mal.

Estamos en 1987 (que como muchos saben es un año de culto para el rock, como ya comenté en este artículo de Guns N' Roses), y veremos discos y posters de Motörhead, Iron Maiden, Van Halen, Ozzy Orbourne

En conclusión, si no eres rockero no vayas a verla, te decepcionará todo, el cúmulo de topicazos de trazo grueso como la estrella que debe volver a encontrar la autenticidad, los jóvenes que luchan por encontrar la fama sin perder sus principios, la hipocresía antirockera, la autenticidad del rock contraponiéndose a las modas, los agentes aprovechados; la simpleza de la historia; los temas rock…

Pero si eres rockero y te gustan los 80, quítate el traje de los prejuicios puristas y ve a disfrutar de todos esos himnos, verás esa trama tópica como lo que es, una gran broma para contagiar diversión y alegría rockera, hedonismo al por mayor…y además está la presencia de Tom Cruise, que justifica por sí sola su visionado.


Dedicada a todos los rockeros ochenteros.

13 comentarios:

  1. Mecachis, sensei!! Cómo es q no he ido ya a verla!!!


    Me lo voy a pasar d muerteeee!!

    Gracias corazón!!

    Besotes!!

    R

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja eso espero, yo me lo pasé bien la verdad jajaj.

    Un beso R

    ResponderEliminar
  3. La crítica, genial como siempre, no me ha revelado nada que no me imaginara que fuera a ser la película.

    Por mi twitter he visto diferentes opiniones, las de los rockero más "aunténticos" que hablan pestes de ella, por que quizás la imagen que muestra no es la real ochentera y por la baja calidad de las versiones y luego está la de los más abiertos, que como tu dices y creo que es lo que me pasaría a mi si fuera al cine a verla, disfrutaron mucho por poder escuchar su querida música en la gran pantalla.

    En fin, creo que debería ir a verla. xDD


    ResponderEliminar
  4. Claro, ve a verla querido NoneGL14, para criticar siempre hay tiempo. Yo no esperaba nada acerca de calidad y menos cantadas por actores, el que crea que va a un concierto va mal. ¡Hay que disfrutar más de la música! jajja

    ResponderEliminar
  5. me encanto realmente la película, me lo pase muy bien con mis amigas, y Tom esta excelente en su papel de Rockero super sexy, lo máximo ¡¡¡ ame su personaje Stacee Jaxx :)

    ResponderEliminar
  6. Concuerdo Anónimo, muy grande Tom Cruise

    ResponderEliminar
  7. Por favor diganme como se llama la cancion de fondo cuando Tom Cruise besa a Mali con ese extravagante beso...please me encanta la cancion sin alguien sabe como se llama escribanme a mvargas1000@yahoo.es....gracias

    ResponderEliminar
  8. Es una película entretenida, me gusta mucho el papel de Tom Cruise lo hizo estupendo, aunque la historia puede ser muy convencional la música estuvo genial, me gusta ver películas que tengas buenos temas para ambientar el trama.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto tu comentario plenamente Anónimo, disfrute porque es mi música, la película es lo que es, pero tiene su encanto, buenas canciones y un Tom Cruise espectacular.

      Un saludo.

      Eliminar
  9. Me encantó Era del Rock creo que Tom Cruise tuvo un gran regreso al cine con este personaje

    ResponderEliminar