jueves, 8 de diciembre de 2016

TEATRO: El Test

ALBERTO CASTRILLO-FERRER









Dirigida por Alberto Castrillo-Ferrer e interpretada por Luis Merlo (@luismerlo_actor), Antonio Molero, Maru Valdivieso (@maruvaldivieso) e Itziar Atienza (@itziaratienza).

El Test” es una comedia que plantea una sencilla pregunta a priori: ¿qué preferirías 100.000€ ahora mismo o un millón dentro de 10 años? Esta sencilla pregunta hipotética hace que pasemos 90 minutos riéndonos en el teatro Cofidis Alcázar de Madrid.

Toni (Luis Merlo), un millonario que estrena ático nuevo, invita a su casa a sus mejores amigos, Héctor (Antonio Molero) y su mujer Paula (Maru Valdivieso). Se conocen desde hace 30 años, los dos intentaron ligar con Paula pero se la llevo Héctor, que era el cachas. La vida les ha tratado de distinta forma, Toni se ha hecho rico, supo invertir el dinero de una herencia y ahora puede invitar a sus amigos a vino de 1000€ la botella. Héctor y Paula se casaron y tuvieron una hija, Héctor montó un bar que sólo le da perdidas y ella es una mujer con ideales que aboga por el comercio justo, es vegetariana y trabaja para una ONG que ayuda a construir escuelas en el tercer mundo.

Toni le plantea a Paula la cuestión citada: 100.000€ ahora o un millón en diez años. Un test (relacionado con el Test de la Golosina) que ha ideado su novia Berta (Itziar Atienza), una afamada psicóloga. La pregunta hace que Paula no se decida y dé muchas vueltas a las dos opciones. Estas divagaciones entre los dos, nos pone en contraste el capitalismo de Toni contra el idealismo de Paula, lo que hace que el público no pare de reír. Toni decide ir un paso más allá para poder zanjar el tema de la dichosa pregunta haciendo una oferta real, firmando un cheque al nombre de Paula por 100.000€.



El matrimonio tiene que decidir que van a coger, si esos 100.000€ o esperar diez años para obtener un millón. Héctor, más práctico, quiere ese dinero ahora, así se pueden pagar las deudas, reformar el bar e intentar reflotarlo. Paula no lo tiene nada claro, sus ideales le hacen estar indecisa. Al final se une a la reunión Berta, la afamada psicóloga, una mujer más joven que se cree superior y necesita analizar a todos sin ningún tipo de filtro, un poco “tocacojones”. A partir de aquí surgen conflictos y salen a la luz viejos rencores.

Con todo ello tenemos un agudo y divertido estudio sobre la ambición, sobre la avaricia, sobre el poder sanador y destructor del dinero, la seguridad que da el mismo, la consistencia de los ideales, la practicidad enfrentada a la ilusión, la posibilidad de algo grande enfrentada a la realidad de algo constatable… Es fácil identificarse con estas ideas, porque la mayoría hemos soñado con lo que haríamos si nos tocara la lotería, con cuánto dinero sería suficiente o nos conformaríamos, lo generosos y humildes que seríamos, aunque luego no cumpliéramos…

¿La paciencia exitosa o vivir el momento? ¿Conservar o tener? ¿Hay unas decisiones mejores que otras o sólo lo marca el tiempo? Estas son algunas de las reflexiones a las que incita esta divertida comedia.

Desde una sencilla propuesta se pretende sacar nuestro lado oscuro, ese que sale para desmentir principios que defendemos con tesón en la teoría.

Hay que destacar el gran trabajo de los dos actores masculinos, en especial el de Antonio Molero, que tiene las mejores frases de la obra y destaca sobre sus compañeros.


Una gran comedia que recomiendo ver para pasar 90 minutos riéndote y feliz, que falta nos hace.  







Por RAY SHEEN (@Ray_Sheen)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada